El martes, tras subir el video hablando de la caída histórica del petróleo, un seguidor me hizo una pregunta… ¿Por qué no cae el precio de la gasolina si está el precio del petróleo por los suelos? Y como me pareció un comentario interesante, decidí en vez de contestarle personalmente, hacer un pequeño video.

En primer lugar, decir que el precio del combustible si está cayendo, solo que no en la proporción que está cayendo el precio de barril en el mercado. ¿Y esto por qué es?

Altos impuestos en el combustible

Bien, vamos a ir al grano. De lo que pagamos por la gasolina en España, solo el 50% corresponde a la materia prima. El resto corresponde a costes fijos como son los impuestos. Por lo tanto, aunque lo regalaran, no podría caer de la mitad del precio medio que se paga. Este impuest se llama impuesto especial de hidrocarburos y está en torno a los 50 céntimos por litro.

Aparte e ese impuesto, está el impuesto para ventas minoristas de unos 3 céntimos, y luego el IVA del 21%.

Estos impuestos hacen que el precio total que pagamos por un litro de gasolina sea más impuestos que materia prima, de ahí que por mucho que baje, el porcentaje de bajada de la parte que corresponde a la materia prima no se notaría tanto.

Es decir, que si cae el precio del barril un 50%, y ese 50% se tuviera que ver repercutido en la rebaja, no bajaría nuestro litro de gasolina un 50%, si no un 25%.

Para que os hagáis una idea mejor, si repostamos unos 50 euros, 25 € irán a impuestos, 18 irán a la materia prima, 6 irán a los costes de comercialización y logística y un euro para el mayorista. Mas o menos así se repartiría el pastel.

Pero entonces… por qué si el precio del petróleo ha caído en tornoa un 70%… por que el precio de la gasolina no se ha reducido en su proporción que sería un 35%.

Efecto pluma y cohete

Hay un efecto que se llama efecto plumas y cohetes o así lo llama la CNMV, y esto es simple de comprender. Cuando el precio del petróleo sube, las petroleras no tardan en repercutir ese incremento en el precio de la gasolina, como un cohete, en cambio, cuando el petroleo baja, se lo toman con mucha calma apoyándose en que hay muchos trámites, etc, y por lo tanto esa bajada se hace con mucha calma, con la misma rapidez que cae una pluma si la dejamos caer. De ahí lo de plumas y cohetes.

Por eso, si estas caídas continuan y no ha sido un crack puntual, poco a poco se irán viendo reflejado en el precio del combustible, pero claro… en las proporciones que hemos hablado teniendo en cuenta el tema de los impuestos.

A estos trámites hay que incluir también el cambio de la moneda, ya que si compran el petróleo en dólares, dependiendo de cómo esté el cambio también hay un tema a tener en cuenta de cara a hacer los ajustes finales.

Conclusión

Conclusión, que si cuando tiene que bajar lo hace poco a poco como una pluma y cuando tiene que subir lo hace como un cohete, aprovechan para rascar un poco mas por la diferencia de precio entre lo que les cuesta a ellos y el precio al que lo venden.

Par aque te hagas una idea rápida. Si hay una bajada flash, a ellos les da tiempo a comprar mas barato, pero al no reflejarlo en el precio, estarán obteniendo mas margen de beneficio. En cambio si fuera alreves, tienen que ajustarlo rápido ya que si no les supondría perdidas.

Espero que os haya gustado el video!