Imaginaros a un sufista cabalgando una gran ola. Ahora imaginaros a esas pequeñas gotas que caen en la tabla de surf justo en el momento en el que el surfista está surfeando.

Nosotros, los inversores particulares, somos esa pequeña gota, una gota insignificante. Nosotros, como gota, no tenemos ninguna influencia en el mercado. El surfista es el que se encarga de dirigir. Y a nosotros solo nos queda subirnos a la tabla o permanecer en el agua.

Dicho esto, creo que ha quedado claro, que el poder del inversor particular es prácticamente nulo y quien realmente tiene el poder son a los que se les denomina, manos fuertes, o tiburones, o en este caso, surfistas profesionales.

Ellos son los que realmente cortan el bacalao. Personas o entidades que tienen tales cantidades de dinero que con sus operaciones realmente hacen que el mercado se mueva.

Pero lo peor no es el dinero que tengan, si no la información que tienen.

Uso de la información privilegiada

En principio, tener información privilegiada y usarla en nuestro beneficio es un delito… ¿Pero os creeis que no hay gente que tiene información privilegiada?

Por ejemplo, pensar en una empresa constructora, cuyo crecimiento, como en todas las empresas, depende de su facturación y beneficios. Imaginaros que esta empresa consigue un contrato para construir X obras importantísimas en un país. Esto hará que la empresa haga crecer su facturación, por lo tanto esta noticia, cuando sea pública, hará que la cotización se dispare.

En principio los máximos responsables de la empresa no pueden utilizar esta información. Es decir, no pueden comprar acciones para beneficiarse del efecto positivo de esa noticia, cuando salga. Ellos la saben. Ellos saben que tendrá ese impacto en la bolsa, pero ellos no pueden posicionarse en el mercado.

Pero… tienen esa información, y tienen muchos contactos. Si tu prima lejana recibe esa información antes que nadie, podrá posicionarse. Si el fondo de inversión que conoces se entera de la noticia, podrá posicionarse. Si un gran inversor particular se entera de la noticia, podrá posicionarse. Estamos hablando de acuerdos o noticias, que en la mayoría de las ocasiones tienen un enorme impacto en la economía o en una empresa. Esto quiere decir que si es una buena noticia o un buen rumor de una empresa, puede subir perfectamente un 10% o un 20%. Y cuando tu ves la noticia y miras la cotización, te das cuenta de la enorme subida que está teniendo, pero ya está todo el pescado vendido (esto lo veréis ahora con un ejemplo). Ya se han subido al carro los que antes se han enterado y tu, si eres un inversor que acaba de empezar, posiblemente quieras subirte a la ola en mal momento, por que las olas igual que suben, bajan. Y al final, el inversor particular, acaba perdiendo dinero.

Es decir, que las noticias, cuando salen, es por que ya se está produciendo el impacto en las bolsas. No ocurre que sale una buena noticia, pasan dos días, y entonces el mercado empieza a responder, dándote tiempo así a posicionarte. No.

Nosotros somos la última mierda, y por lo tanto, por muy bien informados que estemos, si no estamos metidos dentro de la compañía o formamos parte de un buen círculo de influencia, somos puramente gotas en una tabla. No podemos competir con personas que saben mas que nosotros.

El rumor de un posible fármaco para el Coronavirus: Remdesivir

Y para explicar esto, lo mejor es poner un ejemplo de hace apenas unos días, pero no de una noticia, si no de un rumor.

Hace una semana, salió una noticia que le dió un buen empujón a las bolsas, y concretamente a una empresa . Gilead. Salió el rumor/noticia de que Gilead tenía un antiviral llamado remdesivir que al parecer había estado probando con pacientes de COVID y… pues oye, estaba funcionando. En esta etapa que estamos viviendo, noticias relacionadas con vacunas o antivirales… son la clave.

Ante esta noticia, el mercado se disparó, y la empresa en apertura subió hasta un 15% más o menos, e impulsó al NASDAQ.

Esta noticia, no se hace pública por que los medios de comunicación tienen topos dentro de las empresas, si no por que las propias empresas, se ponen en contacto con los medios de comunicación.

Y tu, como empresa, sabes que cuando esa noticia sea pública, tu acción se disparará. ¿Quién te impide dar esa información a otras personas para que se aprovechen? Esto es ilegal pero… aunque sea ilegal ¿Os creeis que no se hace?

Gráfico de Gilead tras la publicación del rumor del fármaco

BUeno, este no es el caso a tratar. El tema es que esto fue un simple rumor. El fármaco no había pasado los ensayos necesarios, y cuando tuvo que ponerse a prueba el fármaco, falló. Por lo que días después, el precio de la cotización cayó prácticamente a niveles previos a la subida. Ahora se está manteniendo pero no por esa noticia, si no por que el sector de los laboratorios y farmacéuticas, vamos, el de la salid, está más fuerte que el resto de sectores debido a su papel fundamental en esta crisis. Además de que… si Gilead sigue investiando y obtiene algo realmente importante, la acción se volverá a disparar, y el que ha entrado, salvo que vea que el valor se desploma aguantará dentro por si pega un pelotazo.

Y esto es lo que ocurre. Van saliendo noticias y rumores a lo largo de nuestra vida, y la bolsa se va haciendo eco de ello en sus cotizaciones, pero muchas de ellas son humo, y hacen que los mejor posicionados ganen mucho dinero, y los menos posicionados que ven que se les escapa el tren, acaben perdiendo dinero.

Compra con el rumor, vende con la noticia

Además, hay una frase muy famosa en bolsa que es compra con el rumor, vende con la noticia. Esto quiere decir, que el rumor es lo que más mueve las bolsas, y cuando sale la confirmación, los que entraron el rumor suelen vender para conseguir beneficios y por lo tanto las acciones caen. Y jose… por que no sube cuando se confirma, por que el mercado al fin y al cabo descuenta todo. Y si antes de una noticia ha habido un rumor… pues el mercado lo refleja, y en la confirmación ya está todo el pescado vendido la mayoría de las veces.

Por eso no me enfoco en apoyar el trading u otras inversiones apalancadas a corto plazo, ya que en el corto plazo somos víctimas seguro. Y menos aún con un mercado tan volátil como ahora.

Ejemplo de BME tras la opa de SIX

Pero os pondré otro ejemplo. Yo hace poco estaba invertido en BME, cada dia miro las cotizaciones, y vi que BME había subido un 30%. Me puse a investigar y vi que Six había hecho una opa a BME. Una oferta pública de adquisición.

Cuando yo me di cuenta, ya se había movido todo y mirar que yo estoy atento a las noticias que van saliendo. Por lo tanto, si me hubiera querido aprovechar, no hubiera podido.

COmportamiento de BME tras la OPA de SIX

De hecho fijaros como alcanza sus máximos prácticamente el primer dia de la noticia, y después, no ha vuelto a superar los máximos. Pero habrían muchos que viendo el cohete despegar, se subieran pensando que se les escapaba, y perdieron dinero o por lo menos no resultó ser su inversión como se la esperaban.

Por esto los rumores aparecen para mover las bolsas. Muchos de estos rumores son forzados, o introducidos con toda la intención del mundo de manipular o de favorecer a empresas concretas o a intereses concretos.

Los rumores y noticias tienen mucho impacto en el corto plazo

Por eso invertir a corto plazo y apalancado es tan peligroso, y todos los que te venden los cursos de trading como una oportunidad de ganar un sueldo trabajando una o dos horas al dia son unos fantasmas, o incluso de conseguir la libertad financiera. Además estos cursos están saliendo ahora como setas. Ya sabéis.. métodos o estrategias unicornio.

La bolsa a largo plazo sube. Esa es la única verdad

Lo único claro es que la bolsa a largo plazo sube> por eso yo recomiendo la inversión a largo plazo, por que ahí si que está más que demostrado que a largo plazo nuestras inversiones obtendrán muy buenos resultados.

Gráfico S&P 500 desde 1950 hasta 2020

Fijaros en este gráfico que muestra el S&P 500 en los últimos 70 años. Salvo correcciones y crisis, el mercado tiende a subir. SIEMPRE.

Pero el ser humanio por naturaleza es impaciente, y quiere atajos, pero los atajos son los que nos hacen perder dinero. No hay atajos para ponerse en forma, salvo que sean ilegales o peligrosos. No hay atajos para hacerse rico, salvo que sean ilegales o peligrosos. El que quiere conseguir objetivos sin trabajar duro, sin paciencia y buscando atajos, al final lejos de avanzar, en la mayoríad e los casos retrocederá.