Los hábitos de la gente altamente ahorradora

Ya sabéis como de importante es para mi el tema de invertir a largo plazo nuestros ahorros para rentabilizarlos, que es una de las claves que enseño en mi Curso Método DAI, pero sin duda, no se puede invertir los ahorros si no se tienen.

Lista de deseos

Hacer una lista de cosas que queremos comprar en el futuro, o que nos gustaría tener, es un hábito muy positivo por varias razones.

La primera, porque escribir nuestros deseos siempre nos ayuda a tener un mayor foco, pero sobre todo es interesante por que nos permite llevar un control de posibles ofertas en el futuro.

La clave de esto es tener paciencia para poder optar a eso que deseamos, cuando haya una mejor oportunidad. Hay muchos días al año en lo que todo baja de precio. El black Friday para todo en en general, las rebajas para la ropa, los días sin IVA… Con paciencia se puede ahorrar mucho dinero, pero lo mejor es esa satisfacción que se tiene cuando has adquirido algo por menos de su precio.

Hazlo tu mismo

Soy de los que piensa que delegar es muy positivo, pero no tenemos que caer en el error de tener que depender siempre de terceros. Ser autosuficiente a la hora de solucionar problemas del día a día, nos puede permitir ahorrar mucho dinero.

Y aunque creas que no eres capaz, te sorprenderías la cantidad de cosas que puedes aprender a hacer por ti mismo y así ahorrarte mucho dinero.

Si os sirve de ejemplo, recientemente he cambiado el filtro de la ósmosis de mi casa, y las bombillas de los ojos de buey, por bombillas LED. Con estas dos cosas, me he podido ahorrar perfectamente 400€, y te llevas esa satisfacción de decir… ole yo, ole y ole!

Desconfía de las ofertas milagro

El marketing está para convencerte, y muchas veces caemos en el error de confiar al 100% de lo que nos cuentan los vendedores. Todo lo que venden es lo mejor del mercado, lo más nuevo, lo más útil… por eso… ¡Cuestiónalo todo! Investiga por tu cuenta.

En otros tiempos este hábito no podíamos tenerlo puesto que no había opciones. A día de hoy internet nos permite efectívamente comprobar si se trata de la mejor oferta o del mejor producto y buscar alternativas.

Esto puede llevar tiempo, pero de nuevo, no solo conseguiremos una recompensa económica si no esa satisfacción personal.

No le tengas miedo a la segunda mano

Muchas personas son reacias a comprar productos de segunda mano. Les hace pensar que eso es de pobres. Una creencia limitante que puede hacerte perder mucho dinero.

Al comprar algo nuevo estás buscando esa experiencia de estrenar algo, pero esa satisfacción dura horas, o días. Si eres capaz prescindir de esa satisfacción puedes ahorrarte muchísimo dinero. Hay verdaderas ofertas, aparte de que siempre puedes regatear en el precio. Yo antes de comprar cualquier cosa, busco en Wallapop.

Además, si se trata de productos tecnológicos en los que tenemos dudas si pueden estar defectuosos, siempre podemos utilizar un modelo de contrato de compra venta que haya en internet, con los datos de cada persona. Por ley, tendremos 6 meses de garantía por posibles problemas en el producto.

Estamos hablando de que en un año, podemos ahorrarnos cientos de euros, y la suerte, es que gracias a estas plataformas, cada vez la gente es más cuidadosa con sus productos pensando que quizás en el futuro pueden venderlos. Esto garantiza ese mercado de segunda mano de calidad del que podemos aprovecharnos.

Actividades gratuitas

Equivocadamente pensamos que el placer sólo se puede conseguir pagando. Hay mil actividades que podemos hacer al aire libre o desde casa, que nos pueden permitir no solo distraernos y disfrutar, si no aprender y crecer personal y profesionalmente.

En youtube se puede prácticamente aprender cualquier cosa. Conozco muchísimas personas que han mejorado su ingles, aprendido a tocar la guitarra, y en definitiva… casi lo que te puedas imaginar.

No te digo que a partir de ahora todas las actividades tengan que ser gratuitas, pero el hecho de incorporar alguna a tu vida en sustitución de otras que te costaban dinero, hará que al cabo del año ahorres mucho dinero, y posiblemente, mucha salud 🙂

Busca el equilibrio

Has escuchado la frase de … Lo barato sale caro? Es una realidad. Un hábito ahorrador es buscar ese equilibrio entre calidad y precio.

Esto es un arte, o mejor dicho, un hábito. Comprar cosas baratas la mayoría de las veces es tirar el dinero, y comprar cosas exclusivas muchas veces es pagar mas por la marca que por la calidad.

La solución es investigar en internet. Páginas como amazon nos permiten, invirtiendo parte de nuestro tiempo, leer los comentarios de los compradores, y ver si realmente merece la calidad por el precio que tiene. Si nos gusta lo que dicen, podemos intentar buscar una opción más barata en el mercado.

Tómate una semana para pensar

Aunque tu mente te diga que necesitas eso que deseas en estos momentos, te aseguro que posiblemente no sea así. Cuando queremos algo lo queremos ya.

Ante esto, te recomiendo que te des una semana de tiempo. Pospón esa compra, y permítete esperar. Si pasada esa semana sigues necesitando ese producto, adelante, cómpralo.

El hecho de dejar ese margen de tiempo nos permitirá ver si realmente lo necesitábamos o era un simple capricho. Incluso algo importantísimo, nos permitirá investigar, y quizás dar con alternativas más baratas. Esto te ayudará a tomar mejores decisiones financieras.

Controla tus mensualidades

Si quieres ahorrar, preocúpate por todo lo que estás pagando cada mes e intenta conseguir una mejor oferta.

Móvil, internet, luz, agua, gas, suscripciones de video, gimnasio…. todo. Revisa todo lo que pagas de forma automática e intenta reducir el importe a pagar. Siempre hay compañías con ofertas para nuevos clientes e incluso mejores ofertas en la misma compañía, pero claro… si no las exiges, no te las van a ofrecer.

Visualízate en el futuro

Muchas veces no ahorramos, o no le prestamos la atención al ahorro por que no tenemos un motivo. Por eso, visualizar cómo queremos que sea nuestro futuro nos permitirá saber que vamos a necesitar o como nos gustaría estar. En base a eso, sabremos en que punto estamos de nuestro objetivo y si para conseguirlo tenemos que tener X cantidad de dinero que quizás a dia de hoy ni la contemplamos.

Al tener ese deseo, que puede ser por ejemplo vivir cerca de la playa, o cambiar de casa, o cambiar de coche, nos ayudará a enfocarnos en gestionar mejor nuestro dinero, y eso es, entre otras cosas, ahorrar.

Ahorra una cantidad fija cada mes de forma obligatoria

Antepón ahorrar cada mes a cualquier cosa de tu vida. No hay nada más importante a partir de ahora. Imagínate que es más importante comer incluso. Tómatelo como un peaje por vivir. Es la mayor obligación que tienes, y tienes que cumplir.

Fíjate un porcentaje y jamás lo bajes, jamás. Si quieres, empieza por el 5 o el 10%, y si tu capacidad económica aumenta, plantéate aumentarlo. Si empeora, bájalo, pero nunca lo bajes del porcentaje inicial.

Cada mes, hazte este pago a ti mismo, a otra cuenta distinta. Te recomiendo que lo pongas de forma automática para así olvidarte y que no se te pase nunca.

Al cabo del año, no solo acumularás capital, si no que quizás has prescindido de otros gastos que hubieran consumido ese dinero, por que ahora sabes que tienes esa obligación, esa responsabilidad contigo, de ahorrar para mejorarte la vida en el futuro.

Si encima, invertimos ese dinero, muchísimo mejor. Como he dicho al principio del curso, lo más importante para mí es invertir a largo plazo, pero para ello lo primero es invertir. Si conseguimos ahorrar, podemos dar el siguiente paso hacia nuestro mejor futuro financiero.

Conclusión.

Ahorrar es posiblemente el mejor hábito financiero que existe.

Es posible, y será una buena señal, que ya incorpores en tu vida varios de estos hábitos, en ese caso, enhorabuena. Si no, te animo a que los pongas en práctica.

Cuantos más hábitos de ahorro incorpores en tu vida, más dinero podrás acumular y más satisfacción personal conseguirás. No te olvides aprender a vivir sin necesitar tantas cosas, da mucha tranquilidad mental aparte de sumarle el hecho de esos pequeños logros de conseguir cosas a mejores precios, o de darte cuenta que ibas a gastarte dinero en algo que realmente no necesitas. Además, si depositas todo

ese dinero ahorrado en tu nueva cuenta que he comentado en el último consejo, mucho mejor.

Lo dicho, todos estos hábitos te van a permitir ahorrar cientos, o miles de euros al año y… año tras año, creeme que se nota.

Espero que te sirvan, y si es así, por favor, compártelo en tus redes sociales para que otras personas puedan cambiar sus hábitos por unos mejores.

Y si tienes alguno interesante que compartir, déjamelo en los comentarios.

Nos vemos en el próximo video, chao!!!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Curso gratuito Creencias limitantes sobre el dinero

Un minicurso de 50 min de duración donde abordaremos los puntos más importantes sobre las creencias limitantes con respecto al dinero.