🚀 LA CLAVE DE LA RIQUEZA: Trabaja Duro, Ahorra e INVIERTE 🥇

Educación financiera e inversión

    Trabaja Duro, Gasta POCO e INVIERTE

    Trabaja duro, gasta poco (ahorrar) e invierte. Este podría ser el resumen de todos los mensajes y libros al respecto de las finanzas personales que hay en internet e incluso de todos los libros sobre finanzas personales que existen.

    Sobre esto podemos darle todas las vueltas que queramos, pero la clave es sencilla, trabajar duro e inteligentemente (para ganar dinero), gastar poco e inteligentemente (para no perder tu capital) e invertir inteligentemente tus ahorros a largo plazo. En este sentido, menos, es más. Es tan sencillo que es hasta aburrido.

    Trabaja duro, gasta poco e invierte. Dicho así parece fácil no? Vamos al lio

     

    Dos ejemplos reales para aprender a gestionar nuestro dinero

    Ante esto, voy a mostraros 2 escenarios reales e importantes que me gustaría que tuvierais en cuenta para entender cómo esto es aplicable a todo el mundo, y cómo se trata mucho más de un factor psicológico que de un factor de conocimientos.

    El primer caso, una mujer Grace Groner , una mujer que quedó huérfana a los 12 años. No se casó, no tuvo hijos, y no tuvo ningún vehículo. Vivió toda su vida en un pequeño apartamento, y trabajó como secretaria hasta que a los 100 años, murió. Una vida humilde y tranquila. Tras su muerte, tenía acumulado 7 millones que fueron donados a obras benéficas.

    La gente se preguntaba de dónde salía todo ese dinero ya que la vida de Grace había sido muy humilde, sin lujos…. Pero no había secreto, ni herencia. Grace sacó humildes ahorros de un escaso salario y disfrutó de ochenta años de capitalización compuesta en el mercado de valores. Eso fue todo. Trabajaba duro, gastaba poco e invertía.

    Bien, ya hemos visto el caso de Grace, y ahora vamos a ver por otro lado y en fechas similares, Richard Fuscone, ex vicepresidente de la división de América Latina de Merrill Lynchm una compañía de inversión que que fue comprada por Bank of América. Bien, pues Richard Fuscone se declaró en bancarrota mientras intentaba mantener 2 casas, una de ellas de más de 6.000 metros cuadrados con una hipoteca de 66.000$ al més. Un caso totalmente opuesto al de Grace.

    La noche y el día en cuanto a gestión del dinero, en el que quien menos conocimientos tiene, basándose únicamente en Trabajar duro, gastar poco e invertir, consiguió mucho más en cuanto a riqueza se refiere.

    Aprender a gestionar e invertir tu dinero es más fácil de lo que crees

    Y sobre esto quiero dejar una cosa sobre la mesa. Hay ciertas cosas que si o si necesitan de una formación específica, costosa y larga, que no cualquiera puede hacer. Por ejemplo, yo no puedo operar a una persona o defender un juicio. No puedo, porque no tengo los conocimientos necesarios, ni ciertas titulaciones obligatorias. Ese tipo de cosas necesitan formación y experiencia.

    La inversión también, pero mucha menos, y está al alcance de cualquiera. La inversión, y la correcta gestión del dinero no es algo que requiera un título, requiere querer aprenderlo, querer incorporarlo en nuestro día a día. Me gusta poner el símil de la alimentación. No es algo que puedas elegir hacer o no. Si eliges no alimentarte bien, estás cometiendo un error. Si eliges no gestionar correctamente tu dinero y no invertir tus ahorros, estás cometiendo un error. Así de simple. O eliges encargarte tu, o lo delegas en un tercero, pero es un error del que te arrepentirás en el tiempo si no realizas.

    En el ejemplo anterior hemos visto un caso de una secretaria sin mayores conocimientos sobre inversión, pero muy humilde en cuanto a su vida, que simplemente gracias a ahorrar e invertir, amasó una fortuna durante 80 años de ingresos. No le sirvió de nada, para su disfrute, pero la amasó. No digo que seáis como Grace, pero si que cojais lo mejor de su gestión.

    En el otro extremo, un experto en inversiones que acabó en bancarrota por vivir por encima de sus posibilidades.

    ¡TU PUEDES GENERAR RIQUEZA!

    Esto quiere decir, y es un ejemplo perfecto, de que cualquiera que haga las cosas bien, es capaz de generar riqueza gracias al dinero que genere. No hace falta tener sueldos millonarios. No se trata de suerte. No hace falta dedicarse al mundo de las inversiones. Lo único que hace falta es Trabajar mucho, Gastar poco e invertir. Ya está. El tiempo, una correcta estrategia de inversión y el interés compuesto, harán el resto.

    Por eso, no se trata tanto, de los conocimientos al respecto, sino más bien de nuestra mentalidad. De nuestra psicología. No se trata de vivir una vida triste, sin caprichos, si no de vivir una vida acorde a nuestras posibilidades, mirando más por el futuro, que por el presente inmediato. Y esto, no es fácil, por que no nos lo han enseñado, y por que cada vez más las redes sociales y el marketing en general nos hacen ser caprichosos, impulsivos… Preferimos la recompensa inmediata (es decir, gastar) que la recompensa futura (es decir, ahorrar e invertir). Vivimos en un momento en el que queremos aparentar para formar parte del circo, pero la realidad es que es mucho más fácil que todo eso. Todo se basa en Trabajar duro, gastar poco e invertir, y una vez que ya estamos en esa dinámica, el resto es estirar o aflojar nuestro ritmo.

    Te dejo por si te interesa un artículo con los 10 hábitos de la gente altamente ahorradora.

    OLVÍDATE DE LOS ATAJOS

    Olvídate de los atajos por que en la gran mayoría de las ocasiones te harán perder dinero. Todos esos negocios milagro o negocios unicornio, gurús que garantizan rentabilidades, apuestas en el casino… todo eso al final acabará haciéndote perder dinero. No te desenfoques.

    Desde mi punto de vista, ni el caso de Grace, ni el caso de Richard se adecuan a mi forma de hacer las cosas. Para mi son extremos. Me decanto bastante más por el de Grace, pero con la salvedad de que me gusta darme mis caprichos, pero eso no está reñido con hacer las cosas bien. Si quiero gastar más, intento trabajar más, o gastar menos durante un tiempo para poder permitirme ese capricho. Lo que haga falta, pero sin tocar la parte enfocada a la inversión, porque esta parte es la única que hará que mi dinero crezca a largo plazo.

    Y si tu quieres aprender a gestionar correctamente tu dinero e invertirlo a largo plazo, échale un ojo a mi curso.

    Aprende a utilizar tu dinero correctamente e invertirlo a largo plazo desde 0.