Según la Real Academia de la lengua reinventarse es es “inventar de nuevo”, por lo tanto si lo aplicamos al ser humano vendría a ser, volver a inventarnos.

Decía Darwin, que no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, si no la que responde mejor al cambio.

Vamos, que una cosa es sobrevivir, y otra cosa, adaptarnos y vivir.

Al final, muchas personas llegan a un punto de su vida en el que… por circunstancias de la vida o por un tema de no sentirse cómodo ni realizado, deciden dar un cambio profesional y reinventarse. Normalmente, suele ser por circunstancias de la vida, como que una profesión desaparezca por una crisis o que cada vez baje más la demanda de esa profesión, o por temas de que en la búsqueda de más ingresos uno tiene que aprender nuevas habilidades. Pero luego están los que por el camino se dan cuenta que eligieron mal su profesión y que no quieren estar el resto de su vida haciendo algo que nos les llena y sobre todo, que no disfrutan.

Ese momento es clave para el ser humano. Pocas cosas en la vida son tan potenciadoras del cambio como el reinventarse.

Pero es un reto tan difícil que depende de la persona, en la mayoría de las ocasiones queda en un pensamiento y punto. Que más tarde se convierte en una frustración, ya que en el momento en el que te planteas el cambio, ya has tomado consciencia de que tu situación no es la que te hace feliz, y dar un paso atrás significa renunciar a ese nueva vida, a ese nuevo sueño o a ese nuevo escenario. Pero sobre todo, significa que posiblemente el resto de tu vida tengas en la cabeza ese run rún que te dice “Y si lo hubieras intentando”? Y eso crea un sentimiento de frustración brutal.

Al final, lo que hace que una persona se lance o no a la piscina es el Miedo. El miedo es paralizador. El miedo es bueno tenerlo para no cometer locuras absurdas, pero cuando el miedo nos controla a nosotros en vez de ser nosotros quienes le controlamos a el, se convierte en un limitador de nuestra vida. Sobre el miedo ya hablaré en otro video por que esto da para libros.

Pero…. como me gusta siempre aportar algo en los videos que hago aparte de mi opinión, me gustaría comentarte distintos aspectos que tienen que estar presentes si o si, si uno se decide a reinventarse.

Gestionar el miedo

El primer punto importante ya lo he comentado antes, y es controlar el miedo. Si no conseguimos controlarlo, nos podemos olvidar de reinventarnos. No hay más.

Eliminar el pesimismo y la negatividad

Ya sabéis… no lo voy a conseguir, es muy difícil, no valgo para eso, voy a fracasar, vamos, pensamientos lógicos de alguien que va a saltar a piscina, pero que si no los eliminamos de nuestra mente, no nos van a dejar dar el paso. Para esto algo importante es juntarse lo menos posible con todas aquellas personas que fomenten estos sentimientos de pesimismo y negatividad. Al final, el pesimismo y la negatividad son contagiosas, por lo que cambia tu círculo para empezar a cambiar tus emociones.

Fomentar el optimismo y la positividad

Es decir, ya hemos dado el paso anterior y ahora toca fomentar lo contrario a lo que nos bloquea, para eso, yo recomiendo aparte de juntarte con gente con una buena actitud, que leamos sobre desarrollo personal, que valoremos quienes somos y sobre todo, que nos digamos todos los días que si trabajamos duro lo vamos a conseguir. Por que es así.

Fraccionar nuestras metas

Es decir, tu quieres dejar de ser informático y ser dentista. El cambio es grande, y requiere mucho tiempo. Si la única forma de sentir que has conseguido el éxito es verte con la bata blanca hurgando en bocas ajenas, seguramente vivas el camino con una frustración constante. Si en cambio, vas poniendo pequeñas metas, como el apuntarte a la universidad, aprobar los primeros exámenes, etc, vas a ir motivándome por el camino.

Valorar los pequeños logros

En cada pequeño logro que consigas, mira para atrás para valorar lo que has conseguido. Esto es totalmente necesario para reforzar tu motivación. Necesitas ser consciente de que estás avanzando, si no consigues ser consciente de esto, creerás que no te estás moviendo hacia tu objetivo y te frustrarás.

El momento es ahora

El sexto punto: Olvídate de que ya es tarde. Esto ocurre siempre. Siempre que alguien piensa en reinventarse, lo primero que le pasa por la cabeza es que ya es tarde para eso. Que ya tenemos una edad, etc. Y muchas veces esos pensamientos nos vienen por el condicionamiento que tenemos de nuestro entorno. ¿Por qué es tarde? No tenemos ganas? No tenemos un fin? No tenemos una experiencia? Además, a día de hoy hay muchísimas formas de formarnos, y seguramente que no tengamos la edad ni la situación que nos creemos que sería la óptima para llevar a cabo un cambio así, pero también tenemos muchas más opciones que antes, mucha más experiencia, y sobre todo, muchas mas ganas.

Conclusión

Intenta controlar tu miedo para que no te paralice al cambio, intenta eliminar de tu cabeza esos pensamientos negativos y pesimistas y cambiarlos por unos que sean positivos y optimistas. Separa tu objetivo principal en otros mas pequeños para poder valorar mejor tus logros, y mira para atrás en cada logro para valorar el camino que ya has recorrido. Y sobre todo, que el pensar “que ya es tarde” o “que no tienes una edad” no te frene para llevar a cabo tu cambio.

Y bueno hablaré en más videos sobre el tema de reinventarse, ya que… valoro muchísimo al emprendedor, pero si hay alguien a quien valore más que al emprendedor es al que se reinventa. Sin duda, la persona que toma ese camino tiene una valentía digna de admiración, y así los veo yo. Yo mismo me he reinventado varias veces a lo largo de mi vida (y alguna más habrá en el futuro) y no solo por un tema de aburrimiento o disconformidad, si no por adaptación. Los escenarios cambian, los tiempos cambian, las necesidades cambian, y nosotros si queremos estar alineados, tenemos que estar abiertos a ese cambio.