Al poco de empezar a notarse la gravedad del asunto en lo referente al Coronavirus se empezaron a ver ciertas conductas de la gente que llamaban la atención.

Principalmente, ver cómo acudían en masa a los supermercados como si el mundo fuera a acabar y tuvieran que rellenar la despensa para prepararse a no salir en meses.

Pero más concretamente, los rollos de papel higiénico, un producto que ni de lejos es un producto de primera necesidad. Y esto no era por una broma o algo viral… no. Quien ha comprado papel higiénico muy por encima de lo que su culo o su nariz puede trabajar, lo ha hecho por varios aspectos que quiero tocar en este video ya que me parecen curiosos.

Bueno, vamos al lio, vamos a partir del motivo principal aunque luego lo desarrolle un poco más.

El origen de esta histeria sobre el papel higiénico

Alguien, en un primer momento mostró en televisión o en redes sociales un comportamiento aislado, pero por los tiempos en los que vivimos, la viralidad y la difusión de las noticias es increíble, por eso en poquísimo tiempo, llegó a todo el mundo, creando una importancia con respecto al papel higiénico, la cual se reforzó mucho más cuando la gente empezó a ir a los supermercados directamente a la zona de papel higiénico y se dio cuenta que efectivamente el papel volaba.

El principal motivo es que la gente al ver que otra gente lo compra en masa, directamente actuan por imitación por que piensan que hay una razón detrás. No saben que razón es, y seguramente ni se la cuestionan la razón, pero si la gente lo está haciendo en masa será por qiue esa gente si que lo sabe y… tonto el último. A esto se le llama efecto FOMO. El miedo a perderse algo importantísimo.

Y vamos, esto se puede ver con otro ejemplo, si un gran grupo de personas empieza a correr desesperada hacia una dirección en plena ciudad, irá arrastrando a muchas más personas que se pongan a correr hacia la misma dirección, por que ese escenario hace que nuestro cerebro reptiliano se ponga a trabajar, y nuestro cerebro reptiliano es el que se encarga del pensamiento instintivo para sobrevivir, por lo tanto… ante algo así, no nos ponemos a cuestionarnos el motivo de por que la gente corre, directamente, y con el fin de protegernos, corremos también. Ya pensaremos después.

A esto también se le conoce como el efecto manada o efecto pánico.

Si tienes papel higiénico tienes el poder

Además, este efecto masivo de compra de papel higiénico se refuerza también con que el papel higiénico, en estas circunstancias también representa poder, ya que al fin y al cabo los medios de comunicación nos han ido bombardeando con el mensaje de que la buena limpieza de las manos es importantísima, y también hemos visto como expertos desinfectaban autobuses, locales, etc, con el fin de que el virus desapareciese. Es decir, nos han transmitido que con limpieza tenemos más oportunidades de ganar la batalla. Y el papel higiénico forma parte de esa limpieza y además, no es perecedero y sobre todo es barato. Si el papel higiénico caducara o costara 5 veces lo que vale, este video no haría falta.

Es decir, que al comprar este producto, la gente inconscientemente nota que tiene ese poder sobre la higiene y la limpieza pero sobre todo, que está haciendo algo al respecto. No solo se queda en casa, si no que está adelantándose a algo. No sabe a que se está adelantando, pero… que le quiten lo bailado.

Por lo tanto estamos ante un tema 100% psicológico, un efecto de masas que por suerte se ha quedado en una broma o algo anecdótico por que ni el producto es caro, ni es inútil, pero esto mismo podría haber ocurrido con otro tipo de productos más caros, y que la gente hubiera perdido mucho dinero comprando cosas innecesarias. O consecuencias más importantes como roturas de stock en productos de primera necesidad. El papel higiénico.. al fin y al cabo, si se acaba, pues a limpiarse el culo con hojas de morera, o a usar el bidé.

Y todo esto que he comentado con respecto al papel, también es aplicable a las compras en masa de alimentos. La mayoría de esas compras se hacen por miedo a que podrá pasar, por no tener el control, con el único fin de tener ese control. Y teniendo el cuenta el efecto FOMO, de que aunque no sepamos muy bien por que lo hacemos, si otros lo están haciendo será por algo.

Bueno, espero que vosotros tengáis suficiente papel higiénico en casa, yo por mi parte tengo una zona verde cerca por lo que a unas malas siempre podré usar la técnica de mi padre, limpiarme con una piedra.