Normalmente, cuando vas a comprar un coche nuevo te encuentras con la tesitura de… si comprarlo al contado, o si comprarlo financiado. A muchos les sorprende que al financiarlo sea más barato que al contado, pero aparte de tener toda la lógica del mundo que lo hagan así, en la mayoría de los casos a la larga es más caro financiarlo que pagarlo al contado.

Voy a hablar de si merece la pena pagarlo al contado o financiarlo, y de si merece la pena si tenemos el dinero ahorrado, financiarlo e invertir el resto.

¿Es más caro pagar un vehiculo al contado o financiarlo?

Vamos a empezar por esa duda que parece que tienen muchos. ¿Por que es más barato “supuestamente” pagar financiado que pagar al contado?. Esto es algo que para muchos no tiene sentido ya que al pagar al contado estas soltando todo el dinero y así supuestamente el concesionario se evitarían impagos, etc, por lo tanto, debería ser más barato.

El motivo de que sea más barato financiado, es por que no es más barato. Puede parecerlo, pero no lo es.

En primer lugar tenemos los intereses al financiar el vehículo en la propia marca. Estos intereses no suelen ser bajos, y rondan del 6 al 12% (más o menos, más rondando entre el 8 y el 10%). En BMW por ejemplo está al 10%. Y esto señores y señoras es un auténtica clavada. Podrás pagar una cantidad al contado y así reducir tu importe financiado, pero hay un máximo, ya que si no a ellos no les interesa y por lo tanto no podrás aceptar la oferta de financiación.

Digamos pues, que al pagar financiado, pagarás en la mayoría de los casos más que si lo pagaras al contado, la diferencia es que lo harás poco a poco y no te descapitalizarás. Y bueno, para el que no sepa qué significa exactamente descapitalizarse, básicamente es dejar de tener la disposición de tu dinero. Al pagarlo al contado, tu dinero ahorrado deja de estar en tus manos, y por por lo tanto si lo necesitaras no podrías acceder a el. Estarías entonces, descapitalizado.

Pero además, ellos se encargan de que al financiarlo obtengas ciertas “ventajas” que quizás no tendrías al pagar al contado. Por ejemplo, el primer año a todo riesgo, servicio técnico durante algún periodo de tiempo, posibilidad de que luego te lo compren ellos o cambiarlo por otro (eso si, siempre y cuando todos los arreglos, revisiones, etc, pasen por ellos) vamos… caramelitos para que al final veas la opción de financiarlo como la mejor opción sin duda, ya que a ellos es la que mas les interesa.

Pero no nos olvidemos que las empresas de vehículos son negocios, no son hermanitas de la caridad. Quieren sacarte el máximo dinero posible, y por lo tanto la opción que más fomentan será la opción que mas les interese. Eso es como los bancos, pueden parecer amigos, pero no lo son, quieren tu dinero.

Y si estás pensando en pedir el préstamo por tu cuenta en un banco al ser seguramente el porcentaje de intereses más bajo, no te merecería la pena ya que no disfrutarás de los descuentos que te hacen por financiar directamente con ellos. Por lo tanto esa sería la peor opción de todas salvo que el concesionario te de la opción manteniendote las ofertas.

Y si quieres ver por cuánto te va a salir a pagar con los intereses, te dejo una calculadora online online donde puedes verlo perfectamente.

¿Merece la pena pagar el coche al contado o financiarlo?

En primer lugar tendrás que hacer los cálculos con la herramienta que te he dicho anteriormente. Así podrás ver cuanto pagarás de intereses y hacer los cálculos totales de cuanto te saldría el coche pagado al contado y cuanto te saldría financiado.

Una vez hecho esto la decisión es tuya, pero por lo menos, ahora si que vas a decidir con los números reales. Sabiendo que aun pareciendo mas barato lo financiado, al final no lo es. Es decir, ya tienes los ojos abiertos, y con los ojos abiertos se decide mejor.

Evidentemente, no es lo mismo pagar 30.000€ de golpe, que ir pagandolo poco a poco, aunque te salga incluso más caro al financiarlo, ya que al pagarlo de golpe como he dicho te descapitalizas, es decir, dejas de tener el dinero en tu bolsillo. Y no solo eso, si por el camino tu situación económica empeora, siempre podrás dejar de pagar aunque la financiera se quede con el coche. Digamos que tienes más flexibilidad.

Yo sinceramente, no recomiendo descapitalizarse cuando se trata cantidades grandes sobre todo si la diferencia del ahorro va a ser mínima en comparación con las cantidades a pagar. Es cierto que no tendrías ninguna deuda, pero tampoco tendrías el dinero ahorrado. Hoy puedes tener una economía boyante y mañana encontrarte en una situación mucho más delicada.

¿Invertir o no?

Esta es la parte más delicada ya que depende de muchos factores. Digamos que tenemos el dinero para comprarlo al contado o parte del dinero y decidimos financiar el vehículopara no descapitalizarnos. En ese momento tenemos la opción de dejar el dinero en el banco cogiendo polvo o invertirlo.

La idea principal de invertir el dinero es conseguir que nos de una rentabilidad que nos ayude a cubrir el coste de los intereseses. Lo ideal es obtener más rentabilidad que el interés que tenemos que pagar, pero cuando el interés es tan alto, es bastante difícil. Es distinto con una hipoteca ya que aparte de que la temporalidad de la deuda es superior, es decir, la inversión sería a mayor largo plazo, los intereses a pagar son inferiores.

Ahora bien, en el ejemplo que he puesto de BMW al 10% con conseguir un 5% ya estaríamos ahorrando la mitad de los intereses, siempre que el dinero invertido fuera la misma cantidad que el dinero financiado.

El problema es el siguiente. Imaginaros que tenemos la financiación a 3 años e invertimos el dinero en vez de ahorrarlo, con la intención de sacarlo a los 3 años. Al tratarse de un periodo de tiempo relativamente corto, la bolsa puede comportarse de formas poco predecibles y puede ser que al sacar nuestro dinero no obtengamos la rentabilidad deseada incluso que tengamos pérdidas. Más aún en estos momentos de incertidumbre económica, de guerra comercial, de que estamos más cerca de la recesión que de seguir creciendo, etc.

Ahora bien, otra cosa es que invirtamos el dinero con una visión a largo plazo, buscando que esta inversión sea un activo financiero que nos vaya dando dividendos o rentabilidades con las que apoyar nuestra deuda.

Recapitulando, La primera opción es si tenemos nuestros ahorros podemos invertirlos durante el periodo de tiempo de nuestra deuda. Podría ser en renta variable, con posibilidad de mayores beneficios pero con mayor riesgo. O en renta fija, donde por ejemplo si encontraramos un depósito de plazo fijo al 1% a 3 años, pues ese 10% de intereses que tenemos que pagar por la financiación es como si se redujera a un 9%. Es poco, pero menos da una patada en las pelotas.

La segunda opción, es simplemente invertir ese dinero que no necesitamos a largo plazo, sin vista de sacarlo en 3 años, y siguiendo una estrategia de inversión como las que trato en mi curso con el fin de invertir ese dinero de la mejor forma posible. De esa manera, es como si tuviéramos ese dinero que no necesitamos trabajando para nosotros, y a la larga, obtener unas rentabilidades que no hubiéramos podido tener si hubiéramos dejado el dinero cogiendo polvo o si hubiéramos pagado al contado.

Esto que he comentado debería ser una obligación cuando se trata de una hipoteca, e incluso diría que es prácticamente necesario llevar este tipo de estrategia de inversión durante toda la vida, para todas las deudas que vayan saliendo o simplemente para hacer crecer nuestra economía tal y como explico en mi curso.

Conclusión

Bueno, recapitulando.

La opción financiada en la compra de un vehículo la mayoría de las veces sale más cara que la opción al contado. Aunque de primeras te lo pinten como que no es así, para que piques.

Por otro lado, considero que la mejor opción es no descapitalizarse si se diera el caso de que tienes el dinero ahorrado para pagar al contado el vehículo. Así podrás disponer de ese colchón por si tuvieras problemas económicos en el futuro. Otra cosa es que queramos hacer una aportación para reducir ese dinero financiado, lo cual sí que considero que es muy buena idea.

Y respecto al punto de invertir. Teniendo en cuenta las circunstancias actuales de los tiempos en los que estamos, no recomendaría invertir si la idea es sacar el dinero al terminar de pagar el coche. Esto lo digo por que como he comentado, se trataría de un periodo de tiempo corto y a dia de hoy hay demasiada incertidumbre en los mercados, además de que está más cerca una crisis que un periodo al alza, por lo tanto tu inversión podría verse afectada.

Ahora, si la inversión es renta fija con un interés garantizado, aunque sea poco, sería mejor opción que tenerlo en un cajón.

Otra cosa muy distinta sería comenzar a invertir con vistas a más largo plazo para hacer que ese dinero nos vaya dando a lo largo de nuestra vida rentabilidades, ya sea para ayudarnos a pagar esa financiación, para generar un monto económico que nos permita liquidar nuestra hipoteca antes de tiempo, o para lo que se te ocurra. Todo dependerá del tiempo de tu inversión y de la estrategia que utilices.

Y por último, aunque más adelante haré otro video hablando de formas de intentar ahorrarnos dinero a la hora de comprar un vehículo, ya te digo, que de primeras no te compres un vehículo por encima de tus posibilidades. Un vehículo es un medio de transporte que al poco tiempo no solo es que se deprecie, si no que incluso perderás interés por el. Y… ponerte una soga al cuello con un vehículo caro si tu situación económica es baja, es uno de los peores errores que puedes cometer.

asdasdasdasdasdsadasd

Pin It on Pinterest

Aprender a utilizar tu dinero

es posible

Suscríbete y descargaté mi guia

Consejos para construir tu Libertad Financiera

Déjame tu correo electrónico para poder mandarte el enlace

Estarás al tanto de contenido interesante para utilizar bien tu dinero