Os voy a hablar sobre un artículo interesantísimo de la página web Inbestia, creado por Hugo Ferrer donde básicamente os voy a mostrar por que en 2020 si ocurre algo, no será una simple corrección en los mercados como en 2012 o 2016, si no algo más gordo como una crisis. Esto al fin y al cabo son opiniones, no pretendo acertar ni en cuándo ocurrirá ni en su dureza, pero es interesante analizar los datos que existen para que bajo nuestro criterio podamos tomar nuestras propias opiniones.

Pero vamos a ver esto con más detalle.

Los comienzos de la crisis del 2007

En los meses previos a la anterior crisis del 2007, los inversores y analistas pensaban que no habría recesión ya que el escenario era uno en el que la FED no paraba de recortar tipos y los mercados estaban al alza, consiguiendo máximos históricos y con todo el mundo con la expectativa de que nunca acabaría la tendencia alcista. Es decir, lo que se veía en los mercados era una cosa, y la realidad era otra. De hecho, fijaros en esta nota de Octubre de 2007.

Que traducido sería:

Octubre 7, 2007. ¡Buenos días operadores! El dato de empleo del viernes dio en el clavo de nuestro rango previsto, reconfortando a los operadores ya que muestra una economía sana sin que aumente el temor a un repunte de la inflación. Los mercados mostraron algo de duda al comienzo del día, pero a medida que la jornada avanzaba, los alcistas mostraron una confianza creciente. El resultado fue un nuevo máximo histórico en el S&P 500. La actual evolución de los mercados nos recuerda a la ruptura de máximos que vimos en julio, la cual, por supuesto, termino muy mal. Pero la diferencia en las subidas actuales, es que ahora las small caps (pequeñas compañías) están participando del movimiento general. Si bien el Russell 2000, el índice de las pequeñas compañías, no está todavía en máximos, está en modo de ruptura con la mayor fuerza relativa desde abril. Estos es un buen signo de cara al futuro.

Viene a decir, que todo está perfecto. Justificaban las subidas que estaba teniendo la bolsa y que aún podría subir más.

Para poneros en situación, digamos que el 9 de Agosto de 2007 la fed Fed y el BCE tomaron la decisión de realizar varias inyecciones de liquidez extraordinarias para respaldar al sistema financiero. Lo mismo que lleva haciendo más de un mes (a fecha de hoy, Diciembre de 2019). La idea, era evitar que el mercado cayera, y eso ocurrió ya que esa bajada se recuperó y se volvieron a alcanzar nuevos máximos. Es decir, ese mismo octubre, en esa nota anterior, se celebraba que todo iba perfecto. Y a partir del mes siguiente, empezó la caída en los mercados más grande los últimos años.

En febrero, el presidente de la FED en aquellos momentos (alan Greenspan) alertó de problemas inmobiliarios y el mercado cayó, unido a una incertidumbre entre Estados Unidos y China. Pero esto se olvidó rápido. A los pocos meses, se produjo otra corrección por problemas bancarios y con temas hipotecarios que se solucionó gracias a la inyección de dinero en los mercados. Este fue el momento en el que las cosas ya no pintaba bien, y aunque la FED intentó rebajar los tipos de interés para animar a la economía, nada podría frenar a la mayor crisis financiera de los últimos 80 años. Esa reducción de los tipos hizo que el mercado llegara a conseguir otro máximo histórico de cotización, pero fue su último empujón hasta que los mercados comenzaron a sumirse en la crisis.

El tiempo lo cura todo y nubla la vista

Tened en cuenta que esta crisis empezó en 2007, por lo tanto hace en torno a 12 años. Muchos de los inversores actuales son nuevos y no han vivido ninguna crisis como inversores, o con suerte, una sola crisis, y eso… con el tiempo se olvida, sobre todo si no te afecta mucho.

Ahora bien… lo que si que han vivido los inversores de los últimos años es un mercado que puede con todo. Que cualquier corrección la recupera con fuerza y de forma rápida. Es decir, que durante este tiempo los inversores han adquirido un concepto de una economía imparable. Y que cualquier retroceso es un simple enfriamiento para volver a subir. Una oportunidad para volver a subir. Vamos, una apuesta segura al alza.

De hecho, los que por el camino han ido pensando que el mercado iba a caer y se han posicionado cortos en sus inversiones, muchos han perdido mucho dinero.

El problema, es que este sentimiento alcista hace que los inversores apuesten por las empresas invirtiendo en los mercados en un momento en el que hay sobrecompra. Es decir, que se compran empresas que están caras y esto ocurre por lo que he comentado. Si el sentimiento inversor es de que esto no va a caer nunca, pues ¿tampoco hay tanto riesgo,no?. Pero si lo hay, vaya que si lo hay.

¿Será una crisis o una corrección?

En el año 2011 y en el 2015 los mercados sufrieron una corrección. Algo sano. Algo necesario. No todo iba a ser subir y subir. Pero lo que tiene el momento actual que no tenía aquellos tiempos es que la curva de tipos está invertida aparte de una manipulación bestial. La inversión de la curva de tipos no nos dice cuando va a ocurrir una crisis, pero sí que es cierto que todas las mayores crisis han ido precedidas de una inversión de la curva de tipos.

Es decir, esto significa que los tipos de interés a corto plazo son más interesantes que los tipos de interés a largo plazo. Lo cual quiere decir, que si un inversor invierte su dinero a corto plazo en bonos por ejemplo, obtendrá mejores resultados que si lo hace a largo plazo. Y esto afecta a las bolsas de forma directa.

Y para que os hagáis una idea, en los últimos 30 años, la curva se ha invertido en cinco ocasiones: en 1978, 1980, 1989, 2000 y 2006, y en todos los casos el país ha caído en recesión menos de dos años después.

En este caso fue en agosto del 2019 cuando la curva de tipos se invirtió, lo cual, quiere decir que puede ser que, basándonos en la historia, en menos de 2 años tengamos una crisis o una buena corrección en los mercados. Y si a eso le sumamos que llevamos 10 años de subida… pues blanco y en botella.

Datos que nos hacen ver que una crisis está cerca

Bien, visto lo anterior os voy a dejar 3 gráficos que ha recopilado Hugo Ferrer en su artículo, del cual también te dejo el enlace en la descripción del video, y donde podemos ver como estamos en zonas de peligro.

Fijaros en este gráfico referente a la curva de tipos y como en periodos previos a la crisis, estábamos en una situación como la actual. Las franjas grises son las correspondientes al tramo de tiempo que duró la crisis.

Otro dato es el de la morosidad, que creció en los momentos previos a una crisis y que ahora mismo está empezando a crecer también.

Y por último, tenemos la confianza de los inversores, que ha alcanzado su nivel más alto, y está decreciendo, justo igual que ha ocurrido en anteriores crisis. Es decir, que momentos previos a una crisis, los inversores tienen una confianza en los mercados muy alta. Por lo tanto podemos concluir en que de forma general, las crisis suelen llegar cuando la gente está más relajada. Cuando no tiene miedo.

La enorme manipulación del mercado

Como veis, las cosas pintan como pintan, aunque luego puede pasar cualquier cosa. A día de hoy el mercado está muy manipulado con todo el tema de la guerra comercial entre Estados Unidos y china. A día de hoy, hasta un tweet de Trump hace que las bolsas se muevan a su antojo.

Esto no quiere decir que invertir no sea una buena opción, aunque no en estos momentos en los que la bolsa está tan cara. Lo que quiere decir es que cuando algo se manipula y no se deja que se comporte de forma natural, hace que lo que ocurra después, sea mucho peor de lo que ocurriría.

Por ejemplo, para que os hagáis una idea, a Trump no le interesa que la bolsa baje mientras que el gobierna, ya que el próximo año serán las próximas elecciones, y quiere llevar el discurso de que gracias a el los mercados Bursátiles están donde están. Por lo tanto, irá jugando con el acuerdo de China a su antojo. Por eso no para de pedirle a la FED que baje los tipos más todavía, por que así estimularía más la economía y por ende la inversión. Vamos… que la intención de Trump es dopar a los mercados.

Aparte, la reserva federal lleva más de un mes inyectando liquidez, justo lo que hizo antes de la última crisis. Por lo tanto, estamos en un momento, que si eres inversor o quieres serlo, yo te recomiendo que aprendas con por ejemplo mi curso para aprender a utilizar tu dinero e invertirlo a largo plazo, pero que esperes con tu dinero ahorrado hasta que llegue el momento.