La noticia de ayer caló en todos, sobre todo en las personas que siguen los deportes, y es que Kobe Bryant murió en un accidente de helicóptero. Sin duda es una noticia muy triste, pero será recordado por siempre gracias a sus enormes triunfos y a su humildad en el deporte.

No obstante, mi pequeña contribución es este pequeño video donde quiero dejar 5 lecciones de vida que aprender de este genio del deporte.

Llega a personas en diferentes áreas

Kobe Bryant se permitió no solo conocer a la gente de su misma industria, si no que con su afán de aprender y mejorar se interesó por conocer a gente importante de otros sectores.

Es un error hacer un circulo de influencia y de conocimiento demasiado estrecho.

Esto le permitió que, tras dejar su carrera en el baloncesto poder seguír trabajando y generando en otros proyectos que aunque tuvieran relación con el baloncesto, no eran lo mismo, por ejemplo, su película de animación, o su club mamba mentality

¿Su método?

Llamo a la gente en frío y comienzo a hacerle preguntas

Algunas de las preguntas que formulo parecen ser realmente simples y otras parecen estúpidas, para ser sinceras, para ellos. Pero si no lo sé, no lo sé. Tengo que preguntar. Solo haré eso y haré preguntas. “Quiero aprender más sobre cómo construyen su negocio y cómo manejan sus empresas y cómo ven el mundo”. – Kobe Bryant

Siempre puedes aprender más

Siempre podemos aprender más y es un error pensar que lo sabemos todos y estancarnos. La vida debe de ser un constante aprendizaje, tanto para nuestro bien profesional como personal.

En nuestra mente siempre hay espacio para el conocimiento.

La razón por la que Kobe Bryant y muchas otras personas han seguido creciendo año tras año es el hambre por querer aprender.

“Se trata realmente de querer aprender y sentir que tu taza siempre está vacía, porque siempre hay más de lo que puedes llenar. Eso es realmente lo importante y seguir aprendiendo, aprendiendo, aprendiendo “. – Kobe Bryant

Respeta a las personas cercanas a ti

Aunque esto puede parecer totalmente obvio, al propio Kobe Bryant se le olvidaba cuando empezó en el baloncesto. Era agresivo con sus compañeros de equipo y daba muchas órdenes, sin tacto, sin respeto.

Pero esto cambió a medida que su experiencia aumentó. Esto hizo que sus resultados y su imagen mejoraran.

“Oh Dios. Estaba ladrando órdenes de izquierda y derecha. Y estos hombres adultos me están mirando, como “¿Quién demonios eres?” Pero yo había estudiado mucho el juego. A medida que crecí, comencé a comprender que no se trata solo del juego. La gente lleva emociones con ellos. Tienen vidas fuera de la cancha. Eso me ayudó a comunicarme mejor “. – Kobe Bryant

Donde hay desafío, hay oportunidad

Donde hay un desafío, hay una oportunidad de demostrar que la gente está equivocada. Está quien ve los desafios como muros infranqueables y quienes los ven como oportunidades de mejora y crecer.

Esto trata de mejorar constantemente. La vida no es un camino liso, sin obstáculos. Al contrario. La vida está llena de piedras, agujeros, muros… y tenemos que aprender a ser capaces a superarlo todo. Nos caeremos, nos pegaremos de morros contra los muros, nos haremos daño, pero nos levantaremos, nos limpiaremos el polvo y continuaremos.

En el caso de Kobe, el ejemplo más fuerte de esto fue cuando regresó de su lesión en el tendón de Aquiles, demostrando que todos estaban equivocados. Kobe tenía la confianza y la creencia de que podía regresar de la lesión, y eso fue lo que hizo.

El hecho de que las posibilidades de regresar después de una lesión de este tipo fuera baja hizo que el desafío fuera aún más emocionante, dijo Kobe.

“Tengo momentos y tengo días en los que dudo de mí mismo. Pero para mí, esa es la parte emocionante del desafío. Ahí es cuando me doy cuenta de que esta es una gran oportunidad para salir y mostrarle a todos cómo es que te recuperas. Así es como respondes a un desafío “. – Kobe Bryant

Divide tus problemas en pedazos más pequeños

Este es uno de los consejos que doy en el video que hice a cerca de Reinventarse, y que el mismo Kobe Bryant también apoyaba.

Si tienes un problema increíblemente grande que parece demasiado grande para ser resuelto, córtalo en pedazos más pequeños. Como dicen… la única forma de comerse a un elefante es cortarlo en lonchas.

Al hacerlo así, nos permitimos enfocar cosas concretas y no tan amplias.

“En 2003, estaba pasando por la situación de Colorado, y fue muy difícil. Tuve que preguntarme qué quería lograr. Quiero mantener a mi familia unida. Hay que centrarse en eso. Soy un buen jugador de baloncesto: quiero más campeonatos. Centrarse en eso. Cada respaldo que tuve, se fué. Cada persona de marketing dijo: “No tienes arreglo”. Así que empiezo a cortar el problema en partes más pequeñas y me concentro en ellas. ¿Qué más vas a hacer? “- Kobe Bryant