Si te encuentras o te has encontrado en momentos en los que quieres hacer más cosas pero no puedes por que no tienes tiempo, o por que tu cabeza o tu estrés no te da para más, tengo algunos consejos que te pueden ayudar bastante, y es que hoy quiero hablaros de puntos para organizarnos mejor, gestionarnos mejor y sobre todo ser más productivos en nuestro trabajo y en nuestra vida en general. Un tema ideal para emprendedores aunque realmente es útil para cualquier persona y sobre todo para cualquier ámbito de nuestra vida.

Y el motivo de este video es por que hace poco vi un estudio de la universidad de stanford que concluye que la productividad por hora disminuye cuando la semana laboral supera las 50 horas, de hecho, al parecer a partir de las 55 horas la productividad se reduce drásticamente hasta el punto que las personas que trabajan hasta 70 horas a la semana, no producen más que las que trabajan 55. Y quizás tu trabajas 40 horas a la semana o menos, pero aun así, lo que te voy a contar en este video te puede venir muy bien.

Por eso, algo principal que tienes que tener ya en cuenta, es que tenemos que tener el fin de semana como nuestro templo, para desconectar y para rejuvenecer, y esto… se que aunque queremos, muchas veces nos cuesta, a mi personalmente me cuesta mucho, ya que hay semanas que voy tan hasta arriba que solo tengo los fines de semana para poder preparar los videos. Por eso este video no es solo para ayudaros a vosotros, si no para recordarme a mi ciertas pautas, hábitos y estilos de vida que sin duda mejoran nuestras vidas.

A si que os voy a dar 10 consejos que yo creo que a todo el mundo les puede aportar. Vamos al lio!

Desconecta

Vamos a partir de que desconectar el fin de semana es la estrategia más importante de esta lista. Esto sería como el “dormir”. Si no duermes, vas a arrastrar cansancio. Si no desconectas los fines de semana, vas a arrastrar estrés. Si no desconectas desde el viernes tarde hasta el domingo noche o desde el sábado tarde hasta el domingo, realmente no habrás dejado de trabajar. Si por tu trabajo no libras los fines de semana, pues los días que tengas libre, serán como tus fines de semana en cuanto a desconexión.

Estar disponible para tu trabajo las 24 horas al día los 7 días de la semana supone que estés expuesto a un estrés constante que te impide concentrarte y recargarte de energía.

Ahora bien… si si o si tienes que dedicar tiempo el fin de semana para responder correos o hacer llamadas, fíjate un horario concreto y estricto.

Por ejemplo, el padre de uno de mis mejores amigos termina el viernes tarde de trabajar en su empresa, desconecta, y el domingo a las 8 de la tarde, se organiza la semana. Es decir, que tiene más de 2 días libres para desconectar y disfrutar. Me parece una estrategia perfecta.

Minimizar tareas

Las pequeñas tareas que tenemos, ajenas o no a nuestro trabajo, suelen acaparar gran parte del fin de semana, por lo tanto, perdemos la oportunidad de relajarnos y recargar nuestras pilas.

Para evitar esto, tendríamos que organizar nuestra semana poniendo un horario para esas pequeñas tareas.

Por ejemplo, arreglar algo de casa, limpiar el ordenador, terminar un pequeño informe que tienes pendiente, o lo que sea. Esas pequeñas cosas que parecen que cuando las terminas, siempre hay otra. Yo las llamo, la lista de cosas interminables por que por mas que quieras quitarte cosas de encima siempre hay mas jeje.

Por lo tanto, establece un pequeño horario algun dia de tu semana productiva (no del fin de semana) para hacer esas pequeñas cosas y así deja el fin de semana libre para ti.

Ten aventuras

Quizás eres una persona que disfruta más de un sofá peli, y cuando llega el fin de semana lo que quieres es no moverte de casa y descansar. Algo totalmente respetable, pero que no te va a aportar nada. Pasarán las semanas y te matarás trabajando para que cuando llegue el fin de semana te lo tires en casa sin hacer nada.

Cuando mirés atrás, te verás entretenido, pero sin nada que destacar de tu vida.

Fuerzate a ir a algún concierto, obra de teatro, alguna escapada, algún paseo, alguna actividad, conocer gente nueva, formarte en cosas distintas…

Vamos, prueba a hacer algo nuevo o algo que hiciste hace mucho tiempo y que te encantó.

Hacer esto nos hace tener una sensación placentera desde el momento en el que pensamos hacerla.

Además, no es lo mismo pasar la dura semana de trabajo sabiendo que el fin de semana no harás nada, que si sabes que el fin de semana te espera algo que te hace ilusión.

Despertarse siempre a la misma hora

Esto está un poco ligado al punto anterior, ya que como he dicho, llegamos al fin de semana tan cansados que lo único que queremos es dormir todo el fin de semana y recuperar.

Pero dormir más de la cuenta interfiere en nuestro ritmo circadiano. Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario, y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo.

Por eso cuanto más dormimos más hechos polvo nos levantamos.

Al final, los ciclos del cuerpo son una serie compleja de fases del sueño que nos permiten despertarnos descansos y refrescados.

Por eso cuando nos hemos habituado a despertarnos a una misma hora, hay muchas veces que nos despertamos antes de que suene el despertador, ya que nuestro cerebro ya se encuentra listo.

Si vamos cambiando demasiado nuestra hora de despertarnos, eliminaremos ese hábito y cuando el lunes volvamos a la rutina, nos costará muchísimo despertarnos a la hora de siempre, ya que durante el fin de semana la habremos cambiado.

Y si… se que esto es más fácil hacerlo que decirlo, pero es una realidad, y si no me crees… prueba a ponerla en práctica 🙂

Madruga

Esta parte es complicada, pero de verdad… es posiblemente el santo grial de la productividad.

Hay muchísimos estudios y muchísima información al respecto. Pero madrugar, y hablo de levantarse sobre las 5-7 de la mañana es algo que nos permitirá ser muchísimo más productivos, ahora si… antes de las 5 es delito xD

Este es un tema tan importante que lo trataré en un video aparte, pero entre las distintos beneficios, es que a esas horas, todo está dormido. No hay distracciones de móvil, ni de televisión. Podemos realizar nuestra rutina de deporte a esa hora y cuando salga el sol tener esa satisfacción de empezar el día habiendo hecho algo muy beneficioso para nosotros.

Ahora en invierno cuesta muchísimo más levantarse, por lo tanto no te digo que lo pruebes ahora si no te ves preparado, pero si no, prueba en verano. Aprovecha esas primeras horas para hacer deporte, darte un buen paseo por la mañana, meditar un poco, adelantar trabajo, dedicarlo a tus hobbies o proyectos. De verdad que no sabéis lo productivas que llegan a ser esas horas y no solo eso, si no que cuando llegue tu hora habitual de despertarte, tu estarás totalmente activo y listo.

Pero además, dos cosas importantísimas a tratar en este tema.

La primera es que si todos los días te despiertas a las 8 y notas que te falta tiempo… imagínate si te levantarás a las 5. Tendrías 3 horas mas por dia. 21 horas más a la semana. 1095 horas al año que es lo mismo que 45 días. ¿Sabes todo lo que te da tiempo a hacer en 45 días? Por eso, cuando alguien dice que no tiene tiempo… es tan fácil como decirle que madrugue un poco más.

La segunda es que para conseguir esto tendremos que organizarnos. No podemos acostarnos a la 1 de la mañana y pretender levantarnos a las 5. Si queremos levantarnos a las 5, tendremos que acostarnos como máximo a las 22. La idea es dormir 7 horas como mínimo. Sabiendo eso, nos tendremos que organizar.

Os aseguro que merece mucho la pena. Y si no me crees… tómate una semana haciéndolo. Si no te va bien, te devuelvo el dinero 🙂

Hacer deporte

Lo que si que puedes hacer el fin de semana es hacer deporte. Según expertos, hacer deporte medio intenso durante más de 10 minutos libera GABA, un neurotransmisor calmante que reduce el estrés.

De hecho, hay un estudio que afirman que este neurotransmisor puede disminuir específicamente los pensamientos no deseados que alimentan el estrés, la ansiedad, la depresión y otros trastornos psiquiátricos.

Por lo tanto, hacer ejercicio físico ayuda a conseguir estabilizar este neurotransmisor y ponerlo a nuestro favor. Si encima, el deporte puedes hacerlo al aire libre, mucho mejor.

Tener una pasión

Puedes aprovechar los fines de semana para hacer algo que te apasione. Es la mejor forma de escapar del estrés y abrir tu mente.

Y quizás te pones a pensar y … no tienes nada que te apasione. Pues en ese caso, es momento de ponerte a buscar fuera de tu zona de confort. Quizás hay cosas que te llaman simplemente la atención pero que nunca has hecho, y cuando las realizas te das cuenta que te encantan.

Conozco personas que se han vuelto unas manitas a raíz de empezar a ver videos de como crear decoraciones para el hogar, y las manualidades son de esas cosas en las que te pones y el tiempo pasa volando. Ni yoga, ni meditación, ni hostias, no hay mejor forma de desconectar de nuestra rutina que haciendo algo que nos haga perder la noción del tiempo.

Si encuentras algo que consiga en ti ese resultado, no lo sueltes. Podrás reconocerlo por que mientras haces esa tarea o ese hobbie, el tiempo pasa volando, y ni te acuerdas que tienes movil.

Reflexionar

Tómate un tiempo para reflexionar. Párate, ponte cómodo y toma consciencia de tu situación. De donde estás, de lo que has conseguido, de lo que eres. Valora lo que tienes y sobre todo valórate a ti.

Al final la reflexión es una herramienta muy poderosa para mejorar. Por eso, si en el ritmo frenético de la semana no puedes, tómate el fin de semana para tomar consciencia de tu vida.

De verdad que esto a algunos os puede parecer una tontería pero nos hace ver las cosas desde una perspectiva distinta, y sobre todo, nos permite centrarnos en lo verdaderamente importante.

Pasa tiempo con tu familia

Siempre que puedas utiliza los fines de semana para pasar tiempo con tu familia.

Hay veces que estamos con la familia, pero no estamos.

Es decir, estamos presentes físicamente pero nuestra cabeza está en otro lugar o estamos mirando el móvil.

Tenemos que aprender a forzarnos a disfrutar de esos momentos. A preguntar a nuestros familiares que tal están. A realizar actividades con ellos.

Seguro que las cosas que tenemos en la cabeza son muy importantes, pero al final… nuestra familia lo es todo. No debemos olvidar esto.

Prepárate la semana

Como he comentado antes, el padre de mi amigo, cuando llega el domingo a las 8 de la tarde, se organiza la siguiente semana. Durante el fin de semana desconecta, pero el domingo a las 8 se organiza llamadas, organiza su correo y lo deja todo preparado en su agenda. En ese momento su mente se libera un poco ya que todo queda plasmado en el papel. Esto no te tiene que llevar más de 30 minutos o una hora.

Conclusión

Como veis, estamos ante una serie de prácticas o hábitos que muchos habréis hecho alguna vez o que incluso ya conocéis pero quizás no llevais a cabo. Podeis seguir vuestra vida tal cual, o probar ir incorporando algunas de estas prácticas en vuestra vida.

Cuanta más disciplina tengáis, más productivos sereis, mas disfrutaréis de vuestro tiempo libre y sobre todo menos estrés tendreis

Espero que os haya gustado el video y como siempre os digo, podéis apodar el canal con un pulgar arriba si os ha gustado el video, y compartiendolo en vuestras redes sociales, seguro que ayudarás a alguien. Muchísimas gracias y nos vemos en el próximo video, chao!!