Hoy quiero hablaros del ratio precio beneficio que por sus siglas en inglés se le conoce como PER , un indicador para valorar empresas, un dato fácil de conseguir y que puede darnos una idea de si una empresa es interesante o no para invertir.

Es decir, es un dato que nos permite orientarnos en si una empresa es cara o barata.

De verdad que voy a intentar hacerlo lo más sencillo posible, tanto es así que he comprado la licencia de este programa para facilitar la comprensión, y os recomiendo que os quedéis hasta el final, por que  el PER  es algo básico que tienes que saber si quieres invertir en bolsa. Y sobre todo os pido, que si os resulta útil, lo compartáis en vuestras redes sociales. Es posible que tengáis que ver el video dos o tres veces, pero de verdad que merece la pena.

Vamos al lio.

¿Qué es el PER?

En primer lugar, quiero dejar claro que este ratio no sea el santo grial. Es muy utilizado, nos sirve para tener una estimación, pero es más bien orientativo, y en muchos casos como veremos en las tecnológicas, está totalmente descorrelacionado. Aunque para el resto de sectores es un dato a tener en cuenta.

Y digo que es orientativo, porque hay otros muchos aspectos, como por ejemplo la deuda, que son muy importantes, y que no se contemplan en el PER. Empresas con el mismo PER pero una teniendo mucha deuda y otra sin deuda, lógicamente la que no tiene deuda será más interesante.

El PER es el ratio precio beneficio, que mide la relación entre el precio de cotización de una acción y sus beneficios por acción o BPA. Para calcularlo tan solo hay que dividir el precio de cotización entre su BPA . Pero no quiero liaros en este video, ya que el PER por suerte, es un dato que prácticamente todas las plataformas de gráficos lo muestran. Basta que busquemos una empresa en investing por ejemplo, y nos darán esos datos.

Solo deciros, que el el BPA, es el beneficio por acción. Es la parte del beneficio neto total de la empresa que le corresponde a cada una de las acciones que componen su capital social. El beneficio neto es lo que queda del beneficio bruto después de pagar el Impuesto de Sociedades. Según este beneficio, el BPA será mayor o menor. Cuanto mayor sea, mucho mejor ya que significará que la empresa obtiene mayores beneficios. Es decir, este dato sirve como indicador de rentabilidad de una empresa.

¿Qué nos indica el PER y cómo podemos utilizarlo?

Bien, visto esto volvemos otra vez… que nos indicaría este PER.

Primero os pongo un ejemplo para que entendáis las dos interpretaciones que se pueden hacer.

Una empresa con PER 10. Con una cotización de 10€ en bolsa, y con un BPA de 1€.

Por un lado, significa que la cotización muestra 10 veces el valor de su precio por acción. Es decir, 10 veces el valor del BPA que es 1€.

Por lo tanto, nos indicaría que cuanto mayor sea el PER, más inflada estará cotización. Si en este ejemplo concreto que estamos usando números faciles, esta empresa, cotizara a 20€, su PER sería en torno a 20

Y luego tenemos la segunda lectura, que es, el tiempo que tardaríamos en recuperar la inversión si la empresa repartiera los beneficios en dividendo. Esto es, por que si esta empresa, repartiera su BPA en dividendo, que sería 1€ por acción al año, tardaríamos 10 años en obtener esos 10€ que nos costó la acción.

La lectura más usada es la primera, ya que aparte de que el PER cambia, no todas las empresas reparten el mismo dividendo.

Conclusión, y termino ya con la teoría para poneros lo realmente importante. A mayor PER la empresa está más cara o más alejada de la realidad, y a menor PER lo contrario. Esto en teoría.

¿Qué PER es el ideal para elegir invertir en una empresa?

Per por debajo de 8 (empresas infravaloradas)

Basándonos en la teoría, en principio, un PER por debajo de 8 daría a entender que la empresa está infravalorada o que sus fundamentales son tan malos que uno de los factores que intervienen en el PER como es el BPA, pues no es bueno, y de ahí que baje. Que un BPA no sea bueno o sea muy bajo sería el resultado de que la empresa no obtuviera beneficios o fueran mínimos. Esto no quiere decir que la empresa sea mala, si no que por X circunstancias, no va bien y sus fundamentales se están viendo afectados.

Un ejemplo podría ser el sector bancario en estos momentos, podemos encontrar empresas como el Santander, que tienen un PER 2, lo cual es… de risa, pero sabemos que los mayores bancos de España son Santander y BBVA, este último tiene un PER de 6. En otras circunstancias sería un indicador muy bueno para entrar, pero estando en la situación que estamos, ni siquiera un PER así da confianza para entrar en los bancos. No obstante, a largo plazo… no es una mala opción, eso sí, diversificando. Ahora bien, los bancos no suelen tener el PER muy alto.

PER entre 8 y 14, que sería el ideal

Eso sí, cuanto más asentada esté la empresa, mucho más fiable será este indicador. Ya que si vemos un PER bajo como es el caso anterior de Santander, y lo vemos en una empresa fuerte, que lleva muchísimos años, puede ser que simplemente tenga una mala racha, y por lo tanto sea un buen momento para hincarle el diente. Y si vemos un PER bajo en una empresa con poco tiempo, tampoco nos podemos fiar ya que no sabemos si se trata de una empresa estable o no. Pero por lo menos, el PER nos sirve para darnos ciertos datos de que el precio de la acción no está demasiado inflado.

En una crisis, los valores del PER suelen acercarse a la realidad cuando una empresa estaba demasiado inflada. Menos en las tecnológicas, estas parece que jueguen a otro juego.

PER superior a 14 (caras)

Y por último, tenemos Per superiores a 14. Cuanto más se aleje, en principio más sobrevalorada está la empresa. Es cierto que puede ser que los inversores confíen mucho en esa empresa, y vaya un poco separada de su BPA, que ya hemos visto lo que es, pero cuanto más se aleje, es decir, cuanto mayor sea el PER, más inflado está el valor de la empresa.

No obstante, esto no quiere decir que un per 14 o un per 18 no sea interesante, simplemente, que su cotización está alejada de lo idóneo.

Datos importantes sobre el ratio PER

El PER está muy basado en los resultados de una empresa, de ahí que sea usado, ya que de una forma rápida nos muestra como de cara o barata está una empresa.

Ahora bien, cuando en períodos de euforia, las cotizaciones crecen por pura especulación o por considerarse que en el futuro esa empresa va a pegar el pelotazo, aumentará su precio de cotización pero su BPA se mantendrá ya que la empresa, por mucho que confíen en ella los inversores o por mucho que se especule, no van a generar más beneficios. En ese momento, el PER empieza a crecer y a crecer y se aleja de los valores que he comentado.

El ejemplo más claro, son las tecnológicas, que las tenemos todas muy por encima de 30, pero mucho y hasta incluso alcanzando los 900 como es el caso de TESLA, o mucho más en otras que ni son tan conocidas. Esto es fruto de como he dicho, la especulación y la euforia desmedida.

Para que os hagáis una idea, podemos ver el ejemplo de la burbuja de la vivienda para explicar estas sobrevaloraciones. Las viviendas son un buen producto y son totalmente necesarias, ahora bien, si su precio se aleja mucho de su valor real, entramos en modo burbuja. Y dicha vivienda puede ser una maravilla en todos los sentidos e incluso venderse mucho más cara, pero su precio está inflado y puede ser que llegue un momento en el que por crisis, cisnes negros, aumento de paro, o el motivo que sea, la gente abra los ojos y vea que quizás están pagando de más por algo que vale menos, o que se acabe la gente que quiera seguir pagando esos precios o que no pueda permitirselos, y el precio no le quedará otra que empezar a bajar y bajar hasta un precio equilibrado, y quien haya comprado esa vivienda muy cara verá como su compra ha perdido gran parte de su valor.

Es decir, que esa euforia o burbuja se mantiene mientras haya gente que esté dispuesta a pagar esos precios, pero la euforia acaba terminando, ya sea por como he dicho, factores que acaben con ella, o por lucidez mental, pero acaban. Y en ese momento, todo tiende a ir a la normalidad, que está mucho más abajo de donde la gente en un momento euforia se pensaba.

Y esto os lo cuento, simplemente para que veais como el PER nos refleja como de alejado de la realidad está el precio del mercado en las acciones, y cuanto mayor sea este, mayor será su burbuja.

No os olvidéis nunca que una empresa se crea para generar beneficios, no para generar espectativas. Las espectativas, si no se cumplen o si decepcionan, acaban derrumbándose. Los beneficios son los que no engañan.