A ver, es una realidad que educación financiera falta en esta sociedad, pero por un tubo. Ahora, hay ciertas cosas que estamos hartos de escucharlas y aun así no hacemos ni caso.

Una de esas cosas es la de no vivir por encima de nuestras posibilidades, y aunque puede parecer algo obvio, creeme que en los tiempos que corren, no lo es tanto. Vamos a ver los dos principales motivos, y algo clave para dejar de hacerlo. Y no olvides suscribirte y activar la campanita si te gusta este video o mi contenido en general, y bueno, si este video te convence, solo te pido que le des un pulgar arriba, que lo compartas, pero sobre todo, que me dejes tu opinión.

¿Qué es vivir por encima de nuestras posibilidades?

Como he dicho, puede parecer obvio, y quizás sea una de las cosas que más hayamos podido escuchar a lo largo de nuestra vida en cuanto a consejos sobre el dinero, pero… ¿Lo cumplimos?

En primer lugar.. ¿Qué es vivir por encima de nuestras posibilidades? Es tener un ritmo de vida que no se corresponde con nuestro nivel de activos o ingresos. Ejemplos, muchos… Ser mileurista y comprarte un Mercedes, no llegar a final de mes pero no privarse de comprarse el último móvil…

Ojo, no confundamos el permitirte un capricho o en gastar ese dinero que tienes, privándote de otras cosas, para gastarlo en aquellas que te llenan, con vivir por encima de nuestras posibilidades. Por ejemplo, puede ser que te guste ir a comer a restaurantes caros y para ello estés haciendo el esfuerzo de sacrificarte en otros aspectos. No me refiero a eso.

Por lo tanto, en definitiva, vivimos por encima de nuestra posibilidades cuando gastamos más de lo que ingresamos de forma continua.

Hasta aquí todo parece claro, pero… ¿De verdad que hay gente que vive por encima de sus posibilidades? Pues según lo que he estado investigando, en torno al 50% de la población vive al límite, y vivir al límite también es vivir por encima de nuestras posibilidades, por que vivir al límite hoy, significa que si mañana sale cualquier imprevisto, no podremos hacerle frente. Alguien que no vive por encima de sus posibilidades, es conservador y se anticipa a posibles imprevistos futuros. Vamos, lo que viene ser ahorrar o tener un colchón para imprevistos. Alguien que no vive por encima de sus posibilidades es capaz de invertir sus ahorros y obtener rentabilidades.Y así… con muchas otras cosas.

Y hay dos motivos fundamentales que hacen que inconscientemente, vivamos por encima de nuestras posibilidades.

La facilidad de endeudarnos

Uno de los motivos es la posibilidad de endeudarse. Es decir… si, voy mal, pero bueno… esto lo puedo pagar en cómodos plazos a largo plazo, o … bueno, si me viene un imprevisto, pido un pequeño préstamo personal y ya está. O.. .bueno, voy a darme el capricho y si fallara algo tengo por suerte a mis padres. Está muy bien pensar así, pero es irresponsable. Económicamente hablando, es irresponsable.

Al final cuando tenemos estas opciones tan a mano, se hace muy fácil el vivir por encima de nuestras posibilidades, y cometemos uno de los mayores errores que hay, el endeudarse a la primera de cambio. Y para quien se le haya olvidado, comprar algo a plazos también es endeudarse, no solo endeudarse significa pedir un préstamo. Y uno de los errores más comunes es contraer deuda a largo plazo para pagar gastos que son a corto plazo. Un ejemplo de esto son las vacaciones, que las disfrutas unos días y te tiras años pagándolas.

Incluso muchas veces asumimos deudas simplemente porque nos parecen cómodos los plazos. El otro día sin ir más lejos, mi cuñado estaba intentando buscar el coche en base al que mejor se le adaptase a las cuotas mensuales. En ese momento, se nos olvida el precio total que vamos a pagar o el valor del producto y solo nos centramos en que nos cuadra con nuestros gastos. Quizás a largo plazo estamos pagando mucho más, o quizás estamos comprando algo que realmente no merece la pena.

Ahora te hago yo la pregunta.. ¿Cúal es el caso más bestia que habéis visto en vuestro entorno de este tipo de comportamientos?

Las redes sociales

El segundo motivo, son las redes sociales, sobre todo Instagram. La mayoría utiliza las redes sociales para seguir a amigos pero también a personas que admiran o que les gusta su vida.

Si a esto le sumamos que vivimos en la sociedad del aparentar, donde estamos viendo como todas personas que seguimos hacen cosas increíbles, van a comer a lugares sorprendentes, tienen coches flipantes, casas de ensueño, viajes que te dejan con la boca abierta…pues… esto crea una frustración constante.

Esto hace, aparte de en la mayoría de los casos hace que nos sintamos pobres, también hace que en la medida de lo posible intentemos nosotros también participar en este juego de aparentar, y por lo tanto, que sin darnos cuenta y muy posiblemente, sin tener la capacidad, buscamos formar parte de ese juego y esto en todos los aspectos, os aseguro que no nos hace ningún bien.

Os hago la misma pregunta… ¿Cuál es el caso más bestia que habéis visto en vuestro entorno de este comportamiento?

Consejo para no vivir por encima de nuestras posibilidades

En primer lugar, yo no soy nadie para dar consejos, pero considero que para evitar vivir por encima de nuestras posibilidades, tenemos que tener muy presente cuales son nuestros ingresos y cuáles son nuestros gastos. Establecer prioridades a la hora de utilizar nuestro dinero. Pensar en el futuro, sabiendo que por muy bien que hagas las cosas, imprevistos vas a tener y tendrás que poder hacerles frente, a poder ser, sin tener que endeudarte. Y sobre todo, tener claro que detrás de todo lo que vemos en las redes sociales, hay mucho más de postureo que de realidad, y que la mayoría de esa gente sacrifica su nivel de vida viviendo por encima de sus posibilidades con el único fin de entrar en el juego de aparentar.