Hoy os quiero hablar de la Crisis de Estados Unidos y que al fin y al cabo afectará al resto del mundo en mayor o menor medida, ya que ya sabemos, que cuando Estados Unidos se constipa, el resto del mundo se contagia.

No voy a dármelas de pronosticador ni mucho menos, tan solo me voy a basar en dos puntos clave para haceros ver que es posible que una crisis esté cerca. El primero es, que ya toca, y el segundo, que así lo van enseñando los indicadores macroeconómicos.

Que ya toca es algo algo relativo, es importante tenerlo en cuenta pero no es un factor clave, por que podría perfectamente estar 5 años más en una etapa alcista, pero es cierto que este está siendo el periodo alcista más largo de los últimos tiempos y lo más normal es que una crisis esté cerca con el único fin de que el mercado se regule. Es decir, que por probabilidades es más fácil que el mercado esté a punto de entrar en una recesión y posterior crisis que de seguir y hacer nuevos máximos. Pero ya os digo que esto es solo una suposición y que por si sola no tiene mucha validez.

El segundo punto son los indicadores macroeconómicos, y aquí es donde la cosa va cogiendo más color. Me he basado en un artículo de inbestia de un profesor que tuve, Hugo Ferrer, un experto en macroeconomía. Yo os lo voy a intentar traducir para que sea lo más comprensible posible para todo el mundo.

Ventas de minoristas

Hace pocos días se presentaros los datos de ventas al por menor de Estados Unidos, uno de los principales datos macroeconómicos más importantes, el cual se tiene muy en cuenta por los analistas.

Este dato es importante, puesto que si los comercios venden menos, significa que la economía del ciudadano va cayendo, y si este no gasta, la cosa empieza a complicarse.

Este dato fue mucho peor de lo que se esperaba. Se esperaba que, teniendo en cuenta que según sondeos, las ventas de minoristas (para ubicaros, estas ventas se refiere a las ventas de comercios, por ejemplo), pues según sondeos, estas ventas estaban yendo mejor mucho mejor que en el mes anterior, peeeero, los datos de ventas al por menor de Estados Unidos, en vez de mostrar el resultado del 0,1% en positivo que los analistas esperaban han mostrado un 1,2% en negativo. Algo que nadie se esperaba y que empieza a mosquear, puesto que cuando estos datos cambian su trayectoria, es para que nos pongamos en modo preocupación.

No obstante, un único dato macroeconómico, por muy importante que sea no es tan importante como para definirnos el rumbo del mercado, pero si es suficiente como para alertarnos.

Ventas al por menor de mobiliario

La venta de mobiliario es otro indicador que también se tiene en cuenta al estar relacionado con el sector inmobiliario (que también comenté en uno de mis videos que estaba teniendo una desaceleración), ya que si se venden menos muebles en gran parte es por que se venden menos viviendas.

Pues este indicador ha entrado en negativo bajando un 0,2% interanualmente, y atravesando la línea negativa, y como podéis ver en la imagen, siendo las zonas grises las antiguas crisis, cuando este indicador entra en negativo puede indicarnos que una crisis está cerca.

Pero volvemos a lo mismo, por si solo no tiene fuerza, unido a otros va cogiendo esa fuerza.

Desaceleración de los préstamos de los bancos

Este es otro indicador importante, por una sencilla razón, si los bancos están bajando el ritmo de ofrecer crédito, los consumidores se verán afectados cuando quieran solicitar créditos, lo cual es evidente. Si un consumidor quiere acceder a un crédito y no puede o tiene más dificultades, no le será tan fácil poder hacer ese uso del dinero en el mercado y por lo tanto la economía sufrirá.

El optimismo y el pesimismo de los mercados

En este punto nos vamos a basar en el sentimiento del mercado, es decir, el sentimiento que tenemos los humanos con respecto a lo que está ocurriendo.

Por un lado tenemos que según una encuesta que hace periódicamente el Bank of America Merrill Lynch, la mayoría de gestores de fondos, tienen la mayor parte de su cartera en efectivo con respecto a fechas cómo 2009. Es decir, que según esta estadística, los gestores están en un estado similar al de 2009 y si nos basamos en la historia, es posible que el mercado suba. Es decir, si en el 2009 los gestores de fondos estaban en una situación defensiva como ahora, y el mercado subió, es posible que en esta ocasión ocurra lo mismo, peeeeero, también puede ser que el motivo principal sea que lo que no quieren es palmar pasta, por lo tanto, mejor tener dinero en efectivo para aprovechar así y comprar cuando el mercado caiga. Esto es como lo del vaso medio lleno y medio vacío, depende de cada uno verlo de una forma u otra, por eso no podemos agarrarnos a un único dato.

Otro punto importante es el nivel de efectivo que hay invertido en estos momentos, al mismo nivel que el que había en 2008, y que derivó en una fuerte caída del mercado. También este nivel de efectivo nos lo encontramos en el 2016 y aquí derivó en lo contrario, en un gran rebote. Por lo tanto estos dos datos más que indicarnos que va a haber una crisis, nos indica que algo va a ocurrir, para bien, o para mal, pero claro.. teniendo en cuenta lo visto anteriormente… quizás deberíamos pensar que es más probable el lado negativo que el positivo.

Respecto a los pequeños inversores, también nos encontramos en niveles históricamente altos de exposición a la renta variable, lo cual apoya lo dicho anteriormente y es que podría ser que estuviéramos hablando de un final de ciclo.

La FED

Para poneros primero en situación algo importante y que siempre está relacionado con el fin del ciclo económico es la subida de los tipos de la FED. Cuanto más bajos sean los tipos de interés, más bajos son los tipos de interés que se ofrecen a los particulares y por lo tanto estos pueden acceder al crédito de forma más fácil.

Si los tipos de interés suben, pasa lo contrario, los bancos ofrecen los créditos más caros, y por lo tanto, son menos atractivos.

Además, de que si los tipos suben, los bonos del país suben, por lo tanto para muchos inversores es más rentable invertir en bonos que en renta variable lo cual haría que saliera dinero de la renta variable para entrar en la renta fija.

Pero el caso es que la FED en los últimos meses ha paralizado la subida, lo cual ha hecho que el mercado estadounidense encadene 8 semanas alcistas seguidas. ¿Os dais cuenta? Si los tipos bajan, la renta variable sube, si los tipos suben, la renta variable baja, pero si los tipos se paralizan cuando estaban subiendo, hacen que los inversores se confíen y la renta variable pegue un empujón. Y esto también es un signo de una posible crisis con el fin de que el descalabro no sea tan bestia. Es decir, una pequeña manipulación por parte del estado.

Como veis, hay muchos indicadores que nos pueden estar avisando de que el mercado se va a girar poniéndose a la baja y por lo tanto entrando en una recesión que llevará a una posterior crisis. Esto, no lo sabe nadie, y ni yo estoy diciendo que vaya a ocurrir, pero lo que si que es cierto es que ya toca, y si a eso le sumamos que los indicadores macroeconómicos adelantados nos van dando esas señales… es por lo menos como para preocuparse.

No obstante, como comenté en mi video sobre los distintos ciclos económicos, las crisis son necesarias. La economía es una carrera de fondo. Hacen falta que se hagan parones para avituallarse y coger fuerza, y así seguir hacia delante. No se puede crecer de forma continua y estable de forma permanente aunque se quiera.

Por eso, lejos de alarmarse lo que hay que hacer es ser consciente y actuar en consecuencia.

¿Qué hacer ante una posible crisis?

Por ejemplo, alguien que considere como yo que habrá una crisis en este 2019 o en el 2020 lo que debería es ir eliminando exposición de sus inversiones en renta variable y mantener ese dinero en líquido, con el fin de aprovechar para comprar en las caídas. Otra opción sería ir aprovechando las pequeñas caídas del mercado. Todas estas estrategias las explico en mi curso para aprender a invertir, y si hay algún buen momento para aprender a invertir es ahora, ya que así se podrían aprovechar las posibles futuras caídas del mercado.

Y poco más, dejar claro que con este video no quiero predecir el futuro, ojalá el mundo fuera de color de rosa, la economía no parará de crecer, la paz en el mundo fuera absoluta, y los unicornios nos pintaran arcoiris cada vez que nos levantamos, pero la cosa no es tan sencilla, y desde mi humilde opinión y apoyando el artículo de Hugo Ferrer, teniendo en cuenta que estamos, por lógica, más cerca del final del ciclo que del comienzo, y teniendo en cuenta que los indicadores macroeconómicos nos van informando de que la cosa está frenando, teniendo en cuenta estas dos cosas, es para por lo menos ponerse a la defensiva, y que luego pase lo que tenga que pasar.