Impuesto de sucesiones ✅ - Más que un impuesto, un robo

Educación financiera e inversión

    Impuesto de sucesiones – Más que un impuesto, un robo

    Hoy vengo a hablar de unos de los impuestos más confiscatorios y ladrones que existen en la actualidad. El impuesto de sucesiones. Ese impuesto que se paga cuando recibes una herencia. Y vengo a hablaros de el en colaboración con federación nacional contra el impuesto de sucesiones ya que apoyo totalmente su lucha.

    Vamos a ser claros. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones debe
    ser abolido de sistema tributario español. Y no nos confundamos, no estoy en contra de los impuestos, estoy en contra del robo por parte de los gobiernos, y este impuesto, como veréis en el video, no es otra cosa que ponernos una pistola en la espalda.

    Vamos al lio

    Es un impuesto obsoleto, poco eficiente y con escasa capacidad recaudatoria

    Este va a ser un video de datos, muchos datos, pero no hace falta que apuntes.

    De los 19 países de la zona euro, más de la mitad no se tributa por este impuesto.
    impuesto. En los que si se tiene este impuesto, la media de los tipos máximos es del 12%. En españa, la que mayor tipo tiene es un 34%.

    Además, la cantidad recaudada es mínima! En 2019 la recaudación total por ISD fue de 2.361 millones, un 0,189 % del PIB español en 2019 (1.244.757 millones). A costa de atracarnos, esta es la cantidad irrisoria que se consigue.

    Es un impuesto injusto, confiscatorio y anticonstitucional

    Fijaros que curioso… La constitución dice que Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición circunstancial personal o social. Artículo 14.

    Pues en el ejemplo de que un soltero de 30 años, herede bienes de su padre por valor de 800.000, correspondiendo 200.000 a la vivienda del fallecido, la cantidad de dicho impuesto sería distinta dependiendo de donde viviera. Si viviera en Galicia, Cantabria o Andalucía, pagaría 0€, si viviera por ejemplo en el principado de Asturias, pagaría 103.135,48€.

    Aquí nos queda claro que la aplicación de la ley del impuesto de sucesiones no es igual para todos los Españoles. Grava a los herederos dependiendo de la circunstancias personal del lugar de residencia del heredero.

    Ante esto el tribunal de justicia de la unión europea determinó en su sentencia del 03/09/2014 que el impuesto sobre sucesiones y donaciones en España viola la legislación comunitaria al establecer una diferencia de trato entre los residentes y no residentes a la hora de aplicar reducciones fiscales.

    Otro artículo incumplido es el artículo 31.1. que dice: “Todos(los españoles) contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio”.”

    Pero la realidad es muy distinta. Si la capacidad económica del heredero se ve sobrepasada por la cantidad de impuestos a pagar pues esto haría no solo que los herederos se queden sin su herencia al no poder pagar dicha cantidad, si no que en algunos casos incluso contraen deudas con la administración que no van a poder pagar, debido a la falta de capacidad económica y los altos intereses que la administración impondría. Y esto es una realidad, ya que las valoraciones de los bienes inmuebles por parte de las administraciones autonómicas son desorbitadas, duplicando e incluso triplicando el valor real.

    No se si lo habeis llegado a entender. Recibes una herencia, de por ejemplo una vivienda, la administración la valora muy por encima del precio real de tasación por lo tanto el impuesto a pagar es mucho mayor, en ese caso te toca malvender para poder pagar dicho impuesto, o quedártela contrayendo una deuda con la administración.

    Al final este impuesto no es justo ni está inspirado en los principios de igualdad y progresividad. No todos los ciudadanos pagan por igual. Los ricos y los pobres, eluden sus pagos. Los pobres por que están exentos por las diversas normativas desarrolladas en cada una de las comunidades autónomas, y los ricos por disponer de herramientas legales para elusión fiscal, como pueden ser, entre otras muchas: las sociedades patrimoniales, el éxodo fiscal a otras comunidades autónomas o las SICAV. El resto, la clase media, a pasar por el aro.

    Impuesto confiscatorio

    Imagínate la situación REAL, de que recibes un inmueble, que suele ser uno de las herencias típicas. Ese inmueble lo tasan muy por encima del valor real, y te toca pagar una cantidad de dinero en impuestos, que no tienes. Puedes malvender, pero… no quieres tener que pasar por ahí. Decides quedártela e hipotecarte con la administración que irá haciendo cada vez más grande tu deuda. Al final, acabas o bien perdiendo tus bienes o bien viviendo una vida lastrando una enorme deuda.

    Pero hay otros casos en los que directamente, la administración se queda con la herencia, concretamente un 10% de todas las herencias. El heredero decide no quedarse con la herencia por no poder cubrir el impuesto de sucesiones.

     

    Los motivos más claros

    EL IS exige tributar en el momento de la muerte por algo que ya se tributó en vida.

    Obliga a hijos y cónyuges a volver a pagar por los ahorros y el patrimonio que
    han reunido con el esfuerzo de toda una vida.

    Empobrece a las familias, haciendo que en tres generaciones se tenga que
    volver a pagar en impuestos el valor de su patrimonio. Es decir, que una vivienda pagada por tus padres, que recibes tu, y pagas los impuestos, después la hereda tu hijo, y paga los impuestos, y después tu nieto. Pues gracias a los impuestos pagados por ti, por tu hijo y por tu nieto, estarías pagando más del total del bien inmueble inicial que heredaste. ¿No es esto un robo?

    Pero veámoslo de una forma más natural. Tu familia, toda una vida esforzándose por pagar esa enorme deuda que es una hipoteca. Son los bienes que se han ido creando tras mucho trabajo y esfuerzo. ¿Qué derecho tiene el Estado de quedarse con parte de ese legado? No es suficiente con todos los impuestos que se pagan ya de por si al adquirir esa vivienda? Al final… el estado no te permite generar riqueza. No te permite generar patrimonio. El estado lo que hace es intentar quedarse con todo poco a poco, granito a granito.

    Conclusión

    Estamos ante un impuesto 100 confiscatorio. Nuestros padres y nuestras familias han luchado toda la vida con la ilusión de dejarnos a los hijos una mejor situación de la que ellos han vivido, para que luego cuando falten, su herencia lejos de mejorarnos la vida, sea una simple ayuda en el mejor de los casos o en muchos casos como hemos visto, una condena.

    Desde la Federación Nacional Contra el Impuesto de Sucesiones llevan mucho tiempo luchando, y soy consciente, ya que les sigo desde hace años, por la supresión de este cruel impuesto.

    Si quieres colaborar con ellos o apoyarles, no dudes en contactarles en sus distintas redes, o bien mediante su correo electrónico o su teléfono.

    contacto@fencis.org
    660 346 945