Si hay un motivo principal por el que hice este canal fue por transmitir un mensaje, concreto, la importancia de invertir en activos que nos generen beneficios, o lo que es lo mismo, la importancia de poner nuestro dinero a trabajar. Esta es la única forma de que consigamos la Libertad Financiera o consigamos ingresos extra, la ÚNICA, por eso he querido explicaros la base sobre la que se apoya todo, pero eso si, os voy a dar una alegría y es que no me vas a tener que ver la cara, os lo voy a explicar gráficamente ya que quiero que quede lo más claro posible y para ello es mejor reforzar el mensaje con imágenes.

Para eso te recomiendo que veas el siguiente video, aunque si eres mas de leer, te dejo el texto (pero te recomiendo ver el video).

Ah, eso si, este tipo de videos requiere mucho trabajo por lo que solo te pido que si te gusta este tipo de contenido me dejes un pulgar arriba, comentes que te ha parecido y que te suscribas si aún no lo has hecho. Vamos al lío!

La clave del éxito financiero

Si hay algo que está claro es que una de las claves para gestionar bien nuestro dinero es invertir en el mayor porcentaje posible en activos y en el menor porcentaje posible en pasivos.

Pero la duda que muchos tienen es que no son capaces de diferenciar correctamente entre activos y pasivos, de ahí que quiera explicarlo.

Vamos a partir con una idea de base. Un activo es aquello que te aporta dinero a tu bolsilllo y un pasivo aquello que te lo quite.

Por lo tanto, si tu idea es mejorar tu situación económica sin duda tendrás que optar por invertir en activos.

Algo puede ser un activo o un pasivo dependiendo de cómo lo uses.

¿Que podríamos considerar como activos?

Una inversión bursátil, sería un activo, ya que te podría aportar tanto dividendos como la revalorización de dicha empresa. Es decir, estaría metiendo dinero a tu bolsillo.

Un negocio también es un activo. Puede ser que este te salga mal, pero en primera instancia la idea de este negocio y por lo que tu vas a luchar es por que te de beneficios, por lo tanto el objetivo de dicho negocio es que te aporte dinero a tu bolsillo.

Una formación también es un activo. No vas a recibir dinero por hacerla, pero al formarte mejorarás tus conocimientos por lo tanto tu curriculum será mejor y podrás optar a mejores puestos de trabajo, o simplemente que gracias a esa formación podrás emprender o reinventarte.

¿Que podríamos considerar pasivos?

Tu vivienda habitual es un pasivo. Vives en ella, pero te genera gastos constantemente. Lejos de aportarte dinero a tu bolsillo, te lo está quitando.

Un viaje de ocio es un pasivo, por que aunque vas a disfrutar de el, no te va a aportar dinero a tu bolsillo.

Por otro lado, existen activos que según su uso pueden ser pasivos.

Por ejemplo, como he comentado, la vivienda si la usamos para uso particular sería un pasivo, si esta la utilizamos para alquilarla o revenderla sería un activo ya que nos aportaría dinero a nuestro bolsillo.

Un coche es un activo, pero siempre que se use para temas laborales. Si se trata de desplazamientos de ocio es un pasivo, ya que entre sus distintos gastos nos está quitando dinero de nuestro bolsillo.

Un móvil o un ordenador siempre que sea para trabajar será un activo, pero si son usados para jugar la cosa cambia y pasa a ser un pasivo.

Lo mismo ocurriría con por ejemplo contratar a alguien para la limpieza de nuestro hogar, en una primera instancia sería un pasivo pero si gracias a no perder nosotros nuestro tiempo vasmos a poder dedicarlo a realizar una tarea que nos de un valor superior al que nos gastamos, entonces estaríamos hablando de un activo.

 

¿Como saber si tienes activos o pasivos?

Imagínate que dejas de trabajar ahora mismo. Todo lo que te vaya quitando dinero de tu cuenta son pasivos, y todo lo que te aporte dinero a tu cuenta, son activos. Si no tienes ningún ingreso es por que no tienes ningún activo.

Esto es muy común, no te alarmes, pero lo importante es darse cuenta para ir construyendo un conjunto de activos que nos sirvan ya sea para conseguir nuestra libertad financiera o para conseguir recibir unos ingresos extra.

¿Ejemplo sobre activos y pasivos?

En primer lugar, debes cambiar tu mentalidad. No se pueden crear activos con una mentalidad derrochadora.

Imagínate que necesitas un coche y tienes 30.000€. Una persona con una mentalidad derrochadora es posible que se gastara esos 30.000€ o incluso mas, llegando a endeudarse.

Una persona con una mentalidad correcta en cuanto a terminos financieros podría en primer lugar, elegir un coche mas barato puesto que no es necesario endeudarse y gastar todos nuestros ahorros para algo que solo nos servirá para desplazarnos. En segundo lugar puede ser que parte de ese dinero lo utilice en adquirir un local o un trastero para posteriormente alquilarlo, o a invertir parte de ese dinero en bolsa. De esta forma, cada mes o cada año recibiríamos un monto económico, con el cual podríamos ir pagando la totalidad o parte de la cuota del vehículo que nos hemos comprado.

Así, pasados unos años podrías pagar tu vehículo con lo generado gracias a tus activos y encima aun mantendrás tus activos que te seguiran dando rentabilidades.
Como ves, la primera persona gasta todo su dinero o incluso se endeuda. La segunda persona gestiona su dinero y adquiere activos para poder hacer frente a sus gastos.

Esto es solo un ejemplo, pero es suficiente para que te hagas una idea de que podemos gestionar nuestro dinero de tal forma que nos ofrezca unas rentabilidades y que estas nos ayuden a pagar nuestros gastos.

 

¿Cómo empezar a crear activos?

Debes tener en cuenta tres pilares fundamentales, que son los que trato en mi curso Método DAI para aprender a invertir y conseguir la Libertad Financiera.

Deuda: Deberás ser consciente de todos tus gastos y endeudarte lo menos posible ya que esto hará que no puedas avanzar y entres en la carrera de la rata.

Ahorro: Deberás ahorrar. Es la única forma de crear un monto económico para poder llegar al tercer pilar.

Inversión. Una vez que eres consciente de tus gastos y de tu situación económica, y una vez que estás ahorrando de forma consistente, puedes empezar a invertir en activos que te aporte dinero a tu bolsillo.

Puedes invertir en empresas, en fondos de inversión, en PIAS, en inmuebles con el fin de alquilarlas o de revenderlas, en formación para conseguir ingresos extra, en empezar un nuevo negocio.

Al fin y al cabo a esto es a lo que llamamos “Poner nuestro dinero a trabajar”, utilizar nuestro dinero con el fin de que en el futuro nos de rentabilidades.
Esta es la única forma de conseguir la Libertad Financiera, pero sobre todo, es la única forma de utilizar bien nuestro dinero.

Al fin y al cabo, de lo que se trata, es de lo siguiente.

Ingresos activos 1000€ (estos ingresos serían los que recibes por tu profesión)
Ingresos pasivos (0€) Estos ingresos serían los que recibirías gracias a tus inversiones

Antes de nada aclarar, que cuando me refiero a ingresos pasivos, no me refiero al pasivo como tal. Cuando un activo genera riqueza, a esta riqueza se le llama ingresos pasivos, ya que la genera sin la necesidad de que tu tengas que hacer nada. Por ejemplo, si compras una vivienda y la alquilas, ese dinero que recibes del alquiler lo recibes sin tener que realizar ningún trabajo.

Gasto mensual (1000€) Estos serían los gastos mensuales que tienes.

La idea que tienes que tener clara es que tus gastos mensuales deben reducirse en lo máximo posible, y que tus ingresos activos a ser posible aumenten, pero sobre todo, que los ingresos pasivos que son los que corresponden a las inversiones en activos crezcan. Es decir, que aquello que nos puede aportar dinero a nuestro bolsillo sin que nosotros tengamos que intervenir, crezca.. Si tienes 0 ingresos que correspondan a tus activos, deberás empezar a crearlos con el fin de que vaya entrando dinero ahí.

Si inviertes tu dinero en un pasivo, ese dinero se pierde, y queda en gasto que no te va a aportar nada mas que una satisfacción personal.

Si inviertes tu dinero en un activo, ese dinero no es un gasto, es una inversión, y por lo tanto, ese dinero trabajará para ti dándote beneficios. En el caso de una inversión bursátil, beneficios mensuales o anuales gracias a la revalorización o a los dividendos, y en el caso de por ejemplo un curso, beneficios tras permitirte poder acceder a un mejor puesto de trabajo o al haber adquirido nuevas habilidades que te permitan generar nuevos ingresos.

Esto no quiere decir que no gastes en aquello cuya satisfacción será solo personal, si no que seas consciente de todo lo que te acabo de explicar para que así puedas ir construyendote poco a poco una cantidad de activos que te ofrezcan ya no solo una rentabilidad, si no en un futuro, una libertad financiera.

Curso Método DAI de 0 a 100

Aprende a gestionar tu dinero y a invertirlo a largo plazo.

Este curso pretende tocar todo lo necesario para que puedas gestionar tus finanzas de la mejor forma posible. Tocaremos la mentalidad, los conceptos básicos (inflación, euribor, prima de riesgo, etc), la deuda, el ahorro y la inversión a largo plazo con estrategias claras y sencillas.

Cuando termines el curso podrás empezar a sanear tu economía, tomar mejores decisiones y lo mejor de todo, serás capaz de invertir a largo plazo sin miedo aunque tu nivel de conocimientos ahora mismo sea 0.