Coste de Oportunidad – Toma mejores decisiones financieras

Vamos hoy a tocar un tema importantísimo de la educación financiera, que no nos suelen enseñar. Es una de esas cosas que quizás aprendemos a lo largo de nuestra vida, pero muchas veces al no definirlo, al ponerle nombre, no conseguimos anclarlo y tenerlo en presente a la hora de tomar decisiones. Vamos a hablar del coste de oportunidad.

A si que… Vamos al lío!

¿Cuál o qué es el coste de oportunidad?

Cuando tomas una determinada decisión, estás renunciando a otra alternativa. Eso a lo que renuncias es el coste de oportunidad. El ejemplo rápido podría ser, ir al cine o al teatro. A nivel económico, tiempo, e incluso felicidad cada decisión implica un resultado. El hecho de elegir ir al cine, supone renunciar a ir al teatro. Los beneficios o pérdidas de esa decisión, serían nuestro coste de oportunidad.

Para que lo entiendas, dos ejemplos financieros rápidos.

Imagínate que tienes una casa ya pagada, y barajas dos opciones: Quedártela y vivir en ella o alquilarla y obtener 2.000€ mensuales. En el caso de quedarte la casa para vivir en ella, el coste de oportunidad serían dejar de ganar 2.000€ mensuales ya que habías renunciado a la opción que te ofrecería una renta.

Esta decisión la tomamos en base al principio de rentabilidad esperada, es decir… ¿qué nos va a aportar mayor satisfacción y beneficios tras tomar la decisión? Para ello, tendremos que tener la máxima información posible y aun así no nos garantiza elegir la decisión correcta, pero si la más acertada conforme a lo que sabemos en esos momentos.

Por ejemplo, puede ser que alquilar la vivienda suponga demasiada pérdida de tiempo, dificultad para encontrar una nueva vivienda que se adapte a tus necesidades, quizás el alquiler para tu nueva vivienda tenga coste mayor del dinero que recibes tras alquilar la anterior, o un perjuicio a nivel emocional por alquilar la vivienda. Al valorar todas estas opciones, tu decisión podrá ser lo más correcta posible, sin olvidarnos que tomemos la decisión que tomemos siempre habrá un coste de oportunidad. Es decir, que lo que te cuesta una decisión u otra no solo depende del coste que te implique esa decisión, si no del posible beneficio al que estás renunciando.

El segundo ejemplo rápido. Tienes 100.000€ y decides comprar una casa al contado, pero por el camino piensas… ¿Y si invierto ese dinero y pido una hipoteca? Quizás por desconocimiento y miedos sobre el mundo de la inversión, decides pagar al contado y quitarte ese problema, en ese caso, tu coste de oportunidad sería desaprovechar las rentabilidades que puedes obtener invirtiendo tu dinero y que puede hacer que tu casa se pague mucho antes.

Origen del término coste de Oportunidad

Fue un término acuñado por Friedrich von Wieser, un economista austriaco en su teoría de la economía social en 1914. Un término que nace en un mundo en el que tenemos ilimitados recursos e ilimitadas oportunidades.

¿Cómo tomar mejores decisiones en cuanto a coste de oportunidad?

Evidentemente, y aunque este coste de oportunidad se puede aplicar a cualquier tipo de decisión, por pequeña que sea, lo realmente a tener en cuenta es cuando hablamos de temas que consideramos realmente importantes y que tienen que ver con nuestro tiempo o con nuestro dinero, como vienen a ser las decisiones financieras.

Entre elegir si ir al cine o ir al teatro, si hablamos en términos de dinero, haciendo cálculos rápidos puede ser que ir al teatro nos suponga un mayor gasto ya que quizás incluye que vayamos luego a cenar, el transporte, la entrada más cara…. pero al fin y al cabo aquí tendría mucho peso nuestros gustos, nuestras prioridades y nuestra apetencia en esos momentos. Por eso, no tenemos que volvernos locos si no, viviremos intentando analizarlo todo.

En cambio, para decisiones más importantes en las que entre en juego el dinero, si que es muy importante tomar la decisión más correcta.

Para ello, lo mejor es hacer una lista de todos los beneficios y todas las pérdidas que nos ofrecería tomar una decisión, así como todos los beneficios y todas las pérdidas que nos ofrecería tomar otra decisión.

Escribirlo es importante. Posiblemente lo tengas en tu cabeza, pero escribirlo te hará verlo con mayor claridad y perspectiva, incluso poder solicitar a un tercero, como podría ser tu pareja, que te ayude a tomar la decisión.

Para ello, es necesario que se disponga de los mayores conocimientos posibles sobre esa decisión, o contar con alguien que nos asesore muy bien al respecto. Por lo que investiga lo máximo posible o fórmate si fuera necesario.

Si se trata de por ejemplo invertir nuestro dinero o dejarlo guardado en el banco, necesitarás formarte o buscar asesoramiento no solo tomar la decisión si no para llevarla a cabo ya que cualquier decisión requiere una acción posterior. Esa formación o asesoramiento estará dentro de ese esa lista de beneficios o de pérdidas ya que supondrá una inversión de tu tiempo y posiblemente dinero y debes tenerla en cuenta. Al igual que el hecho de que si inviertes el dinero a largo plazo no deberías tocarlo en el futuro.

En el caso del ejemplo de alquilar la vivienda o quedartela, tendrás que valorar los gastos de tener que alquilar una nueva vivienda para ti en la ciudad en la que quieres, ver como está el mercado inmobiliario, el transporte en esa zona, el ruido, el clima… el tipo de contrato que te obligarán a hacer, coste de transporte para ir a tu trabajo y además todas las complicaciones que puedes llegar a tener al alquilar tu otra vivienda. Todo eso requiere de una investigación previa.

Conclusión

Para ir terminando, el coste de oportunidad es aquello que pagamos sin darnos cuenta, o que dejamos de ganar, o que perdemos, por haber tomado una decisión u otra. Aquello que nos hubiera aportado esa decisión que rechazamos.

Para decisiones importantes, tenemos que tener en cuenta esto y valorar tanto los beneficios como las pérdidas de ambas opciones, para así intentar tomar la mejor decisión posible, que repito, nunca sabremos si será la correcta o no, pero por lo menos lo haremos en base a un análisis, y esto nos aportará mayor tranquilidad y seguramente mayor porcentaje de éxito.

Sin más, espero que el video te haya gustado y nos vemos en el próximo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Curso gratuito Creencias limitantes sobre el dinero

Un minicurso de 50 min de duración donde abordaremos los puntos más importantes sobre las creencias limitantes con respecto al dinero.